Las cuatro dimensiones de un sistema de calidad

Para obtener los efectos arriba mencionados es absolutamente imprescindible introducir en la empresa un sistema de calidad que disponga de un enfoque global y total de la empresa, sus procesos, su situación en el mercado y de los clientes con los que cuenta. Este sistema tiene que considerar en sus funciones la totalidad de la empresa.

James identifica cinco funciones de la gestión de la calidad total (James 1997):

• Planificación

• Dirección

• Organización

• Personal

• Control

 

Desde el punto de vista de los elaboradores de este trabajo parece ofrecerse la posibilidad de condensar estos cinco puntos en solamente cuatro puntos. Ya que la dirección, y en concreto el liderazgo, dependerán de los recursos humanos y de la estrategia a emplear.

• Planificación de la calidad (estrategia)

• Organización de la calidad (estructura)

• Calidad reside en el personal (rr.hh.)

• Control continuo de calidad

 

Estas cuatro dimensiones por su puesto siempre estarán centradas en aumentar el nivel de satisfacción proporcionado al cliente. Los siguientes capítulos desarrollarán estas cuatro dimensiones de forma detallada.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame