Control de calidad. La mejora continua

Habiendo seguido las pautas arriba indicadas, la empresa está solamente a un paso de disponer de un sistema de calidad total completo.

Hemos definido las estrategias a seguir, reestructurado la organización y sus procesos, y sabemos cómo liderar, motivar y calificar todo el personal para lograr los objetivos de calidad; ahora lo único que falta es el control del sistema implementado e instaurar un proceso de retroalimentación que corrija las variables del sistema y resulte en su mejora continua.

James define que en un sistema de control de calidad es menester diferenciar entre tres componentes constituyentes (James 1997):

• Un estándar a alcanzar.

• Diferentes medidas para evaluar la ejecución.

• Un proceso de comparación de resultados reales vs planificados.

 

La importancia de la documentación: los manuales de calidad

La organización de normalización internacional ISO estipula que un manual de calidad debe contener la política de calidad y la descripción del sistema de calidad de la empresa de uso interno (ISO 1999).

El manual de calidad se convierte así en el documento central del sistema de calidad y desempeña así un papel central en el proceso de certificación. La importancia también remonta del hecho de que estos manuales, al ser la forma escrita del sistema de calidad, abarcan y enlazan todos los puntos descritos en los capítulos anteriores.

Por tanto, para el proceso de control de calidad se encuentran aquí todas las informaciones necesarias para controlar de forma eficiente si un proceso, semiproducto o producto alcanza el estándar definido en el manual, cómo medirlo y qué hacer en caso de variaciones. 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame