Aspectos medioambientales

Para empezar, una organización debería identificar los aspectos de aquellas actividades, productos y/o servicios pasados, presentes y futuros. Para la identificación se debe considerar el ciclo de vida completo.

 

Como ya lo hice notar, una organización debe establecer los procesos para identificar sus aspectos medioambientales y el impacto derivado de sus actividades, productos y/o servicios que puede controlar y sobre los que puede influir y elegir entre esos aspectos aquellos que sean significativos.

 

Por consiguiente, la relación entre los aspectos medioambientales y el impacto es de causa y efecto, es decir, un aspecto tiene o puede tener un impacto positivo o negativo sobre el medioambiente. En el primer caso un aspecto que causa un impacto positivo o beneficioso se lo puede ver como una oportunidad, en el segundo caso si es adverso se lo considera como una amenaza. Al lado de ello por su naturaleza los aspectos medioambientales pueden ser directos e indirectos.

 

Para identificar los aspectos medioambientales se debe tomar en cuenta dos situaciones que son:

 

Previstas: aquellas de las que se tiene certeza de que van a ocurrir incluidos: condiciones de operación normales y anormales.

 

Imprevistas o potenciales: aquellas que son posibles que ocurran incluidos: incidentes, accidentes.

 

Prosiguiendo con el tema, los aspectos medioambientales directos son aquellos que una organización puede controlar directamente, por ejemplo:

  • emisiones al aire;
  • vertidos al agua;
  • descargas al suelo;
  • consumo de materiales y recursos naturales;
  • generación de residuos y/o subproductos;
  • ruido y vibraciones, olores, polvos, contaminación lumínica.

 

pollution 2575166 640
emisiones al aire

 

Reconozcamos en cambio que los aspectos medioambientales indirectos son aquellos aspectos en los que una organización puede influir, por ejemplo: aquellos relacionados con productos y/o servicios usados por la organización y que son entregados por otros, incluidos los contratados; y con los productos y/o servicios que suministra a otros fuera de la organización, tales como:

 

  • aspectos relacionados con el ciclo de vida completo del producto (extracción y distribución de materiales y recursos naturales; diseño y desarrollo; procesos de fabricación y almacenamiento; instalación; operación y mantenimiento de las instalaciones, activos e infraestructura; distribución de productos y la prestación de servicios, incluidos el embalaje y transporte; gestión de residuos);
  • inversiones de capital, concesión de préstamos y seguros;
  • nuevos mercados;
  • desempeño medioambiental y prácticas de los contratistas, subcontratistas, proveedores y demás partes interesadas;
  • almacenamiento, distribución, uso y tratamiento al finalizar la vida de los productos;
  • fauna y biodiversidad;
  • quejas.

 

María Catherine Orellana Seminario

MBA en Administración Ambiental y Contadora Pública Auditora

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame