Los residuos

“El mundo es un lugar peligroso. No por causa de los que hacen el mal, sino por aquellos que no hacen nada por evitarlo.”

Albert Einstein

 

Veamos, además de la contaminación con gases a la atmósfera, qué más tipos de residuos generamos los seres humanos. Continuaremos, pues con residuos sólidos, tales como:

  • Vidrio
  • Papel
  • Muebles
  • Ropa
  • Plástico
  • Materia orgánica
  • Aparatos electrónicos
  • Chatarra
  • Aceites

 

¿De qué manera podemos gestionar todos estos residuos?, ¿Qué podemos hacer al respecto?, ¿De qué forma afectan a nuestra salud y a la del planeta en conjunto?

Pues bien, la primera regla del educador y educadora ambiental, respecto al tema de los residuos es la siguiente:

"El mejor residuo es el que no se genera"

 

A continuación vamos a observar el siguiente dibujo en el que se nos informa de los tiempos necesarios para la biodegradación de los residuos más habituales generados por nosotros mismos, en nuestras ciudades y pueblos:

Biodegradación

 

Gracias a esta información podemos comprender el gran problema que supone la generación de residuos, pues su descomposición es muy lenta, lo que significa una acumulación de residuos que se multiplica cada día en muchísimas toneladas a nivel mundial.

Los vertederos son los grandes protagonistas. En ellos se amontonan cantidades ingentes de sustancias nocivas y contaminantes, las cuales, generan una contaminación muy grave al aire, la tierra y el agua, y con ello, a todos los seres vivos.

Vertedero

 

Veamos a continuación de qué manera.

  • Los lixiviados son líquidos muy tóxicos que se producen por la descomposición de los residuos. Para saber qué son los lixiviados, un ejemplo claro es cuando tenemos basura en casa; si no la tiramos en varios días se produce un líquido con muy mal olor, pues este líquido es el denominado lixiviado. Ahora imaginémonos grandes cantidades de lixiviados en un vertedero. Este líquido se acaba filtrando por el suelo, y termina en las aguas subterráneas, contaminado de esta manera las aguas, el suelo y a los animales que sacian su sed con el agua de arroyos, lagos y demás sistemas naturales.
  • El metano, es un gas cuatro veces más contaminante que el dióxido de carbono (CO2), el cual es uno de los gases responsables del efecto invernadero.
  • El dióxido de carbono generado por el transporte de los residuos a los vertederos es otro de los grandes contaminantes, debido a la existencia de los vertederos.

 

Ahora nos toca el turno a los educadores y educadoras ambientales:

¿Qué podemos hacer ante esta gravísima situación?

Pues bien, os propongo una serie de medidas a adoptar para que este problema disminuya, pues ya que somos los seres humanos los que generamos esta basura, también debemos ser los responsables de su gestión:

  • Podemos gestionar nuestros residuos orgánicos a través del método del compostaje doméstico. En siguientes lecciones veremos en profundidad en qué consiste este método.
  • Debemos tener un consumo responsable y comprar productos con ningún o poco embalaje. Debemos evitar productos desechables.
  • Consumir productos reciclados y ecológicos.
  • Cuando vayamos a deshacernos de algún elemento electrónico de nuestros hogares, debemos hacerlo en los sitios destinados para ello, tales como puntos limpios.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame