¿Cómo compostar y por qué?

En esta lección vamos a aprender cuales son los pasos imprescindibles para conseguir un buen compost.

Dependiendo del tipo de restos que añadamos a la compostera y el estado de los mismos, el tiempo para obtener compost oscilará entre seis y nueve meses.

Compostera

 

Según "El Compostaje Casero" (Diputació de Barcelona, Area de Medi Ambient, 2010), en este proceso debemos tener en cuenta cuatro principios básicos para llevar a cabo a lo largo del proceso de compostaje para obtener un compost de calidad:

  • Aireación:

La compostera debe tener aberturas por donde el aire pueda circular. Es imprescindible para que los organismos aerobios puedan realizar su trabajo en el material que hemos ido dejando dentro.

La compostera debe estar situada en un lugar protegido. La posición ideal es debajo de un árbol que pierda sus hojas, de forma que esté a la sombra en verano y al sol en invierno.

  • Humedad:

El grado de humedad en el proceso de compostaje es muy importante, por lo que es muy aconsejable que los restos orgánicos que se añaden a la compostera sea a partes iguales materia húmeda (como son los restos de cocina o restos tiernos de jardín) y un volumen triturado seco vegetal (como son los restos de poda o de hojas secas del otoño).

En un compost muy seco el proceso de descomposición se detiene, y en cambio, si nos excedemos con el agua podemos crear, a parte de olores desagradables, podredumbre debido a que un exceso de agua impida la circulación del aire.

Hojas

  • Alimentación:

La compostera se comporta como un “ser vivo” al que debemos proporcionar alimentos, pero no todos los alimentos son adecuados. Podemos añadir a la compostera restos de jardín y de poda, estiércol de animales herbívoros y restos de cocina tales como cáscara de huevo, restos de frutas y verduras sin cocinar o posos de café e infusiones.

Sin embargo, no es recomendable que añadamos deposiciones de perros y gatos, filtros de cigarrillos, pañales, restos de aspiradora o impropios como pueden ser restos de materiales no orgánicos como plásticos, vidrios, metales o gomas.

 

Alimentación

  • Temperatura:

A consecuencia de la actividad microbiana que se lleva a cabo en el proceso de compostaje se producen cambios en la temperatura del compost. Cuanta más materia orgánica en descomposición encontremos, encontraremos una temperatura más alta.

Lo ideal es que el compost llegue a alcanzar los 65 grados de temperatura.

 

Podemos nombrar cuatro motivos básicos por los que fomentar la práctica del compostaje:

  1. Se reducen los residuos que van a parar a vertederos.
  2. Compostando se consigue cerrar el ciclo de la materia.
  3. A través de este proceso se obtiene abono de calidad y ecológico.
  4. De esta manera se enriquece el suelo al devolverle la materia orgánica.

 

Para terminar esta lección, os presento un vídeo sobre el compostaje elaborado por la asociación "Amigos de la Tierra", espero sea de vuestro interés.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame