Acumuladores de energía solar

Lógico es pensar (después de haber llegado hasta aquí en este estudio) que por lo general la demanda de ACS no es igual al suministro de calor entregado por los circuitos primarios (de captación), por lo tanto es necesario almacenar el agua calentada dentro de un deposito listo para su consumo.

Esto se realiza en el sistema o deposito de acumulación. Esta acumulación difiere mucho en la permanencia calorífica, puede ser de horas, días y meses, dependiendo del tipo de acumulador que se use. La función de este depósito es la de conservar el agua caliente por un tiempo limitado, producida por los paneles solares. En acumuladores pequeños el tiempo de conservación del calor oscila entre 1 y 4 días.

Un buen depósito debe tener una alta capacidad calorífica, un volumen adecuado, responder de manera rápida a la demanda, integrarse bien en el edificio, ser accesible económicamente, ser seguro, y tener larga duración. 

Los depósitos también pueden servir de intercambiador de calor, almacenando y conservando al agua caliente el máximo tiempo posible, en el caso de pequeños sistemas normalmente la conservación de la temperatura oscila entre 1 y 4 días.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Rodolfo Daniel Rosar Trippi

TÉCNICO EN ENERGÍAS RENOVABLES

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame