Usos y aplicaciones

El alto rendimiento que se obtiene en la transformación de la energía en electricidad, contenido en los ríos y cauces de agua, es muy alto. Por eso la energía hidráulica como fuente de energía se usa casi exclusivamente en la producción de electricidad.

Las centrales hidroeléctricas tienen aplicaciones muy diferentes según las necesidades energéticas que existen en la zona donde se instalan, aunque fundamentalmente se empleen en la generación de electricidad para venderla a la red posteriormente.

Los diferentes usos y aplicaciones que se pueden dar son:

  • Rehabilitación de viejas centrales inactivas o antiguos molinos.
  • Ampliación de centrales existentes.
  • Construcción de nuevas centrales sobre conducciones de agua potable o en instalaciones en aguas residuales.
  • Integración en canales de riego.
  • Nueva construcción en tramos de río libre o pie de grandes presas existentes.
  • Aprovechamiento de los caudales ecológicos de grandes presas.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Manuel Jesús Gómez Limón

Licenciatura en Ciencias Ambientales

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame