Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
  • [Entrada Profesores]
  • Certificaciones
  • [Mi AulaFácil]
domingo, 19 agosto 2018 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Gestión de Ecosistemas y Recursos Naturales

Los ecosistemas se estudian normalmente de forma piramidal, a partir de la conocida como “cadena trófica o alimentaria”, en cuya base estarían los productores, es decir, las plantas en ecosistemas terrestres y las algas en los acuáticos. Sobre ellas se sitúan los consumidores primarios, o herbívoros, y por encima de los mismos los consumidores secundarios o carnívoros, quedando la pirámide coronada por los grandes depredadores como el hombre.

Lo que sucede es que este sistema no es lineal, como puede parecer, sino circular porque tras los grandes depredadores se sitúan los descomponedores que devuelven los materiales al sustrato sobre el que se desarrollan los productores. Este equilibrio se ha mantenido a lo largo de millones de años en selvas, bosques, desiertos… y sin embargo el hombre moderno ha acelerado estos procesos de manera antinatural provocando que se acumulen los desechos en la fase de la descomposición y de ahí la problemática ambiental.

Tras la Segunda Guerra Mundial las fabricas de armamento, textiles y otros servicios asociados al oficio militar, quedaron paradas y fueron muchos los soldados que regresaron a casa sin empleo en el horizonte. Para hacer frente a esta crisis se ideó un plan a partir de las declaraciones de uno de los analistas económicos más reconocidos por aquel entonces:

"Nuestra economía, enormemente productiva exige que hagamos del consumo nuestra forma de vida, que convirtamos la compra y uso de bienes en un ritual, que busquemos nuestra satisfacción espiritual, nuestra satisfacción del ego, en el consumo. La medida de la condición social, de aceptación social, de prestigio, ahora se encuentran en nuestros patrones de consumo. El sentido y el significado de nuestras vidas hoy en día se expresa en términos de consumo”.

"El significado real de la demanda del consumidor"

Víctor Lebow - Journal of Retailing, 1995.

Este mensaje caló hondo en la administración del entonces presidente Eisenhower y su consejo económico, y posteriormente en la sociedad en su conjunto que pudo observar como se generaban empleos y riqueza bajo el paraguas de este nuevo modelo. Se puede decir que estamos ante el nacimiento del denominado “consumismo” que hoy sigue formando parte de la base de la civilización occidental.

Esto produjo que desde mediados del siglo XX, en el mundo “desarrollado” ha primado el desarrollo económico frente otras consideraciones que se podrían tildar de secundarias y eso ha llevado a la sobreexplotación de los ecosistemas y a que actualmente se estén agotando las reservas de las que vivimos. Además los residuos no dejan de acumularse originando graves problemas de salubridad especialmente en el tercer mundo, donde se ha trasladado masivamente la producción y donde las leyes ambientales brillan por su ausencia, por lo que no hay tratamiento ni descontaminación.

Veamos a continuación algunos ejemplos de perdurabilidad de los residuos en el medio natural según un reciente estudio del Gremi de Recuperació de Catalunya:

 

medio ambiente

 

Además estos desechos contaminan los ríos, bosques, cultivos… de los que el hombre extrae los recursos naturales. Desde sus inicios, la humanidad ha sabido sacar del medio ambiente las materias primas que necesita para desarrollarse y reproducirse, y eso ha llevado a que actualmente haya más de 6.500 millones de personas en el mundo. El problema surge cuando una población (y esto vale para todas las especies animales y vegetales) supera el número de individuos que un ecosistema puede acoger sin que escaseen los recursos. A este concepto ecológico se le conoce como “capacidad de carga” y se define como la población de una determinada especie que un hábitat definido puede soportar de manera sostenida sin sufrir daños.

Por este motivo, es necesario que se conozcan los plazos de renovación natural de los recursos de los que depende el ser humano, para no seguir sobreexplotándolos y evitar así el agotamiento de los mismos. Una técnica que se está utilizando desde hace unos años es la del cálculo de la “huella ecológica” de las poblaciones, que es la inversa de la capacidad de carga, y representa “el área de territorio productivo o ecosistema acuático [entendida como super?cie biológicamente productiva] necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población de?nida con un nivel de vida especí?co, donde sea que se encuentre esta área” (Wackernagel y Rees, 1996).

Si la huella ecológica de un país es igual a 1 (expresada en hectáreas globales per cápita) quiere decir que la población de ese lugar consume tantos recursos como su territorio es capaz de producir y produce tantos residuos como su territorio es capaz de asimilar. Si se encuentra por debajo de la unidad además se estará contribuyendo a crear una “reserva ecológica”, pero si se encuentra por encima supone que los habitantes de ese lugar están consumiendo más de lo que les corresponde y eso significa que están agotando las reservas y/o que están utilizando recursos de otros lugares del planeta. La Global Footprint Network es la asociación internacional que se encarga del estudio de este indicador y ha extendido su cálculo a ciudades, empresas y particulares.

Conociendo cual es la incidencia de una actuación sobre el medio, se puede valorar si realmente interesa realizarla o no. Todos los proyectos descritos en otros temas, como los relativos a la generación de productos reciclados, el uso de fuentes de energía renovables, la fabricación de motores más eficientes… no sirven de mucho si no se utilizan para sustituir a los tradicionales pues, aunque consumen menos, también consumen recursos naturales y generan residuos que se suman a los que ya había. ¿De que sirve comprar papel reciclado si luego se pide una bolsa de plástico al dependiente? ¿Para qué tener un automóvil que consuma poco si se cambia de vehículo (sólo por estética) cada 2 años?

Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook
Acepto vuestra política de privacidad
Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [No me interesa] | [Me Interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Acepto vuestra política de privacidad
      Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)