Síntomas

En general tanto la diabetes mellitus tipo I como la II tienen síntomas similares, ya que ambas se relacionan con el aumento desproporcionado de la glucemia. El azúcar pasa por la orina cuando su concentración en sangre aumenta de 160 a 180 mg/dl. Si la concentración de azúcar en la orina alcanza valores más altos, los riñones excretan una cantidad adicional de agua, para diluir la abundancia de la glucosa, dado que los riñones producen orina de forma excesiva, las personas diabéticas miccionan grandes volúmenes de orina frecuentemente (poliurea) y en consecuencia tienen mucha sed (polidipsia), las personas afectadas pierden peso por la perdida excesiva de calorías en la orina, es entonces que a modo de compensación las personas a menudo sienten un hambre exagerada (polifagia). Otros síntomas incluyen visión borrosa, náuseas, y disminución de la resistencia física durante el ejercicio.

Las personas con diabetes tipo II puede tener estos síntomas durante años o décadas antes de ser diagnosticadas. Al principio los síntomas son leves, el aumento de la micción y la sed son moderados, aunque empeoran gradualmente a lo largo de semanas o meses, finalmente las personas se sienten cansadas, probablemente tienen visión borrosa y pueden deshidratarse, a veces durante las primeras fases de la diabetes, la concentración de azúcar es extremadamente baja, un trastorno llamado hipoglucemia.

 

Fuente: The Merck Manual Home Health Handbok, edición en español, MMXII EDITORIAL OCÉANO, Milanesat 21-23, Edificio Océano. 0817 Barcelona España, páginas 1236-1237, segundo tomo. 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Dra Elizabeth Polanco Sarit

Dra En Medicina

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame