La toma de decisiones estratégicas es un bucle sin fin

Así pues, el proceso de toma de decisiones estratégicas cierra un círculo, o lo que en programación se llama un bucle sin fin.

  1. Verifico que el destino de mi Organización no es el deseable, o tal vez sí lo sea
  2. Fijo un destino deseable, que puede ser el mismo que ya tenía.
  3. Me conozco a mí mismo
  4. Conozco el entorno
  5. Conozco la naturaleza del conflicto - si lo hay -
  6. Elijo la estrategia a seguir
  7. Tomo las decisiones necesarias para poner en marcha la estrategia elegida (aunque esto ya es implícito en la estrategia, ya que una decisión estratégica no existe si no se lleva a la práctica si no se lleva a la práctica, puedo haber realizado un interesante ejercicio teórico, pero nada más)
  8. Vuelvo al punto número uno.

 

Aunque perfectamente podría continuar como sigue:

  • Verifico que el destino de mi Organización no es el deseable.
  • Fijo un destino deseable.
  • Me cambio a mí mismo y por tanto me conozco a mí mismo
  • Conozco el entorno
  • Conozco la naturaleza del conflicto - si lo hay -
  • Elijo la estrategia a seguir
  • Tomo las decisiones necesarias para poner en marcha la estrategia elegida (aunque esto ya es implícito en la estrategia, ya que una decisión estratégica no existe si no se lleva a la práctica  si no se lleva a la práctica, puedo haber realizado un interesante ejercicio teórico, pero nada más)
  • Vuelvo al punto número uno.

 

En este caso, no habríamos hecho más que añadir el factor de una estrategia adicional para alcanzar un objetivo adicional -Me cambio a mí mismo- con un nuevo bucle adicional.

 

En la práctica y a medida que la aplicación de las decisiones estratégicas generales, se llevan a la práctica se van añadiendo bucles y más bucles (todas y cada una de las personas que deben llevar a la práctica su estrategia general se ven obligados a recorrer el mismo camino pero con las condiciones iniciales que le son propias).

 

Y se convierte en realidad -el efecto de la mariposa- del que habla la Teoría del caos, y las Leyes de Murphy cobran vida, y empiezan a mostrarse los efectos del -Principio de Peter- y nuestra vida se convierte en una pesadilla. Eso, -si no somos un verdadero Strategos-.

 

Pues, éste es el último concepto que nos falta por definir.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame