Aunque la realidad es más compleja, ¿o no?

Sin embargo, en realidad entramos en un circuito o cadena sin fin, ya que es absolutamente imposible conocer exactamente las condiciones de partida.

1) Decidido el objetivo

2) Seleccionado el camino

3) Dadas unas condiciones iniciales

 

Como:

1) Las condiciones iniciales eran erróneas

2) El camino que se toma es otro

3) El destino final cambia.

 

Deberé por tanto:

1) Con las nuevas condiciones que, tampoco puedo conocer exactamente,

2) Corregir el camino

3) Para cambiar el destino hacia el que voy y alcanzar el que he fijado.

 

Es una cadena sin fin.

La toma de decisiones estratégicas en una organización será siempre un proceso permanente. En la medida en que pueda verificar la evolución, el camino, las desviaciones, y pueda cambiar de rumbo en un momento determinado tendrá más posibilidades de alcanzar un objetivo deseable.

 

Todo lo que pueda Vd. leer sobre gestión empresarial va ligado en mayor o menor medida a este objetivo. Nuevas tecnologías, técnicas de dirección de recursos humanos, métodos de producción, reingeniería, van orientadas a ayudarnos a este gran objetivo que las Organizaciones se marcan:

 

 

Cambiar el destino actual por otro más deseable.

Eso siempre que tengamos por cierto que nuestro destino actual no es o suficientemente bueno.

 

Así pues, y en resumen, el proceso de toma de decisiones estratégicas o comportamiento estratégico de las organizaciones va orientado a alcanzar este gran objetivo, Cambiar el destino actual de la Organización por otro más deseable (en realidad podríamos decir lo mismo de cualquier tipo de decisión a cualquier nivel).

 

Y, lamentablemente, hasta que los científicos nos proporcionen las fórmulas adecuadas para predecir el futuro sólo podremos actuar por aproximación.

 

Aproximación para poder conocer las condiciones iniciales o punto de partida, en el que nos encontramos.

 

Aproximación para poder reproducir pautas estratégicas o encontrar aquella más adecuada.

 

Aproximación para poder intuir el destino que deseamos alcanzar

 

Lo único que podemos hacer, es realizar la aproximación lo mejor posible, y corregir las desviaciones a tiempo.

 

Así pues, cualquier método que creamos adecuado para conocer las condiciones iniciales, puede ayudarnos, siempre y cuando entendamos la relatividad que conlleva.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame