Prueba social

Se dice que si quieres comer bien en un restaurante de carretera te pares en uno que tiene muchos camiones o automóviles aparcados. Si está lleno debe ser bueno.

El amigo Daniel me contaba que cuando de joven trabajaba en un bar, cuando al abrir, el bar estaba vacío, el dueño le decía que se sentara como un cliente.

El restaurante lleno, el bar lleno, la clínica que no admite citas hasta dentro de varios meses, son datos que los interpretamos como signos sociales de confianza. Creemos que debe ser bueno porque mucha gente lo usa.

En los negocios de Internet se habla mucho de la prueba social. Los comentarios, el número de seguidores en las redes sociales, la puntuación que nos dan, son pruebas sociales.

Una buena estrategia es gestionar la prueba social. Por ejemplo, un bar cerca de mi casa, tiene una oferta de tapas más baratas cuando vas temprano. Esa oferta consigue que algunos clientes estén antes y de esa forma tienes el restaurante lleno más tiempo, consigues vender más con cada mesa. Y por otro lado, ese bar es el primero que se llena y envía una señal social.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame