Acabado: aplicación de la masilla

Una vez que hemos dejado que el adhesivo de silicona haga efecto y las piezas de vidrio están fijadas al soporte, se procede a echar la masilla que hemos preparado anteriormente. 

Disponemos el marco de vidrio sobre papel de periódico en la mesa de trabajo. 

Marco vidrios pegados

 

La masilla se va a aplicar en los huecos que quedan entre los vidrios. 

Detalle del hueco entre los vidrios

 

Para aplicar la masilla utilizaremos la espátula que tengamos más pequeña, con esta herramienta nos aseguramos de que la masilla entra bien entre el hueco de los vidrios. 

espátula pequeña con masilla

aplicación de la masilla con espatula pequeña

extender masilla 0

 

Una vez que introducimos la masilla entre el hueco de los vidrios se extiende sobre las piezas para que quede al nivel del vidrio. 

extender la masilla

extender masilla 2

extender masilla plano general

 

Con la misma espátula u otra un poco mayor debemos retocar las esquinas del marco para que la masilla no se salga y quede el canto del marco irregular. 

retoque de rebordes

rebordes

 

Una vez que hemos echado la masilla es hora de dejarla secar, el tiempo de secado es relativo según la cantidad de aceite de linaza que se eche en la mezcla.

Para que la masilla endurezca con cierta rapidez es recomendable no abusar del aceite de linaza.

plano general aplicación masilla

 

 

*Fotografías cedidas por Making ArtGlass.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Luis Angel Ruiz Navarro

Colaborador en Making Art Glass / Licenciado en Psicología - Postgrado en Psicología de la Intervención Social.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame