Manejo y Almacenaje del vidrio

Para evitar accidentes, es recomendable no almacenar el vidrio por encima de la cabeza. Las láminas de vidrio deben guardarse en vertical, en estantes o separadores. La zona de almacenaje debe estar cerca de la mesa de trabajo y despejada en su tránsito.

Traslado de vidrio

Antes de coger las láminas se debe comprobar que no están quebradas, para ello se da unos pequeños golpecitos con los nudillos y se observa su sonido. Si la lámina está bien, suena clara y limpia; si está quebrada suena desafinada. No se debe pasar la mano ni los dedos por el canto del vidrio, ni siquiera con guantes.

Las láminas de vidrio se deben trasladar siempre en posición vertical con las dos manos. Si es muy grande y pesada se puede llevar con una mano en la parte superior y la otra sujetando la parte inferior o un lado.

Al posicionar las láminas de vidrio en la mesa de trabajo, primero se descansa la parte inferior de la lámina de forma vertical y se va girando a la posición horizontal sobre la mesa. La mesa debe de tener el tamaño suficiente para que la lámina de vidrio no sobresalga.

 

taller de vidrio

 

vidrio en vertical

 

laminas de vidrio almacenaje

Taller y zona de almacenaje de láminas de vidrio (imágenes de Photo Pin).

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Verónica Muñoz

Licenciada en Bellas Artes y Máster de Posgrado en Profesorado

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame