Generalidades sobre el proceso de investigación (II)

La elección del tema o problema de investigación

El tema es el punto de partida el cual, como ya se mencionaba anteriormente, puede ser asignado por un docente si la investigación se realizará en el ámbito académico, o por una empresa u organización si la investigación responde a la firma de un contrato.

Generalmente el término “tema” está familiarizado con trabajos monográficos de carácter descriptivo a nivel de pre-grado, asignaturas, cursos o materias.

Cuando el investigador identifica un problema o una situación que pretende investigar, el tema o título es la expresión conceptual simplificada de la situación problemática sujeto de investigación.

La operación preliminar cuando se parte de un tema consiste en desentrañar el problema o convertirlo a problema; en cambio, cuando se identifica una situación problemática la tarea consiste en expresas su formulación conceptual.

Para una buena selección del tema, conviene tener en cuenta las siguientes sugerencias:

•  Examine sus experiencias personales, su lugar de trabajo, su comunidad, etc.

•  Considere temas o problemas que alguna vez le inquietaron.

•  Repase los programas de asignaturas, las notas o apuntes de clase.

•  Entrevístese con expertos en áreas de actividad que sean de su interés.

•  Infórmese de investigaciones publicadas o en proceso de publicación.

•  Revise sugerencias de lecturas.

•  Ver bibliografía en libros, enciclopedias, y catálogos en librerías.

•  Lea artículos en revistas, periódicos y otras publicaciones.

•  Consulte al staff de catedráticos.

•  Recuerde experiencias de visitas a instituciones, empresas o comunidades.

•  Ver el índice temático al final de la mayoría de libros.

•  Observe ficheros de biblioteca.

•  Navegue constantemente en internet.

Pero además en la elección del tema, es necesario considerar ciertos factores de orden objetivo y subjetivos.

Los primeros hacen relación al tema escogido y los segundos a la persona que va a realizar la investigación. Por lo tanto, debe evaluarse el riesgo de duplicidad, la factibilidad, el interés y la utilidad.

•  La duplicidad : se refiere a evitar, sobre todo, que un tema ya estudiado anteriormente, no se vaya a repetir el uso de las mismas técnicas de investigación y el mismo enfoque.

•  La factibilidad : tiene que ver con la posibilidad de realizar la investigación contando con los recursos de fuentes de información, técnicas adecuadas, factores económicos, habilidades especiales, tiempo, etc.

•  El interés : por el tema elegido debe responder a criterios de satisfacción, la curiosidad intelectual, de una actitud crítica y dinámica. Se trabaja mejor en aquello que se tiene interés.

•  La utilidad : está en relación con el interés; se considera que a mayor utilidad del trabajo, habrá mayor interés en la persona que lo realiza. La presentación de un trabajo puede representar una utilidad personal o institucional.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame