Investigación

           Karl Popper* en su discurso de investidura como doctor “honoris causa” por la Universidad Complutense de Madrid formuló los principios que son el fundamento del diálogo racional y de la búsqueda de la verdad:

a) Principio de Falibilidad. Quizás yo esté equivocado y quizás usted tenga razón, pero, desde luego, ambos podemos estar equivocados.

b) Principio del diálogo racional.  Poner a prueba nuestras razones a favor y en contra de nuestras criticables teorías pero sin ningún tipo de crítica personal.

c) Acercamiento a la verdad con la ayuda del debate. Acercarnos a la verdad con la ayuda de discusiones críticas impersonales. Un diálogo racional puede ayudarnos a que se haga la luz sobre los errores.

 

            Considera extraordinario que estos tres principios sean epistemológicos y al mismo tiempo ético, al implicar entre otras cosas tolerancia.

Tal como afirma Popper (1991, pág. 23)*: “Si yo puedo aprender de usted, y si yo quiero aprender en el interés por la búsqueda de la verdad, no sólo debo tolerarle como persona, sino que debo potencialmente como a un igual”.

Propone doce principios para una nueva ética profesional e intelectual basada en el diálogo racional, dirigida a los intelectuales y científicos:

1. No hay autoridades. Nuestro conocimiento objetivo conjetural continúa superando lo que un individuo puede abarcar.

2. Es imposible evitar todos los errores. Los científicos cometen equivocaciones continuamente.

3. Debemos hacer todo lo posible por evitar los errores, pero siendo conscientes de la dificultad que esto encierra.

4. Los errores pueden existir ocultos al conocimiento de todos, incluso en nuestras teorías mejor comprobadas. Así, la tarea específica del científico es buscar tales errores.

5. Tenemos que cambiar nuestra actitud hacia nuestros errores, y no tratar de ocultarlos y olvidarlos.

6. Para evitar equivocaciones debemos aprender de nuestros propios errores. Intentar ocultarlos es una gran equivocación.

7. Tenemos que estar atentos para detectar errores, especialmente los propios.

8. Es parte de nuestra tarea el tener una actitud autocrítica, franca y honesta hacia nosotros mismos.

9. Debemos aprender a aceptar los errores, incluso cuando nos los señalan los demás.

10. Necesitamos a los demás para descubrir y corregir nuestros errores, especialmente a gente que se haya educado con diferentes ideas.

11. Debemos aprender que la autocrítica es la mejor crítica, pero que la crítica de los demás es una necesidad.

12. La crítica racional, objetiva y no personal debería ser siempre específica. Hay que guiarse por la idea de acercamiento a la verdad objetiva.

 

 

* EL PAÍS (1991) “Popper pide a científicos, políticos y periodistas que reconozcan lo ignorantes que son” Martes 29 de Octubre. Pág 23.

 

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame