Feyerabend

            Este autor es conocido, sobre todo, por el trabajo que publica en 1970 y que tiene por título “Contra el método”, y por subtítulo “Una teoría anarquista del conocimiento”. Se trata, por tanto, de un autor que es citado por ir en contra de los planteamientos generalmente aceptados en la teoría del conocimiento.

            Feyerabend (1981)* se manifiesta en contra de toda clase de esquemas, y afirma que el discurso racional no es el único motor del avance científico ni condición necesaria del mismo. Por tanto, no existe método, y cualquier procedimiento es aceptable y puede ser útil.

            Sostiene este autor, que la mayor parte de las investigaciones científicas nunca se han desarrollado siguiendo un método racional. Considera por tanto, que el progreso intelectual sólo puede alcanzarse enfatizando la creatividad y los deseos de los científicos, más que el método.

            Se manifiesta, por tanto, contrario a la metodología preconizada por Popper, y niega el principio de refutación como vía para la formación de teorías, puesto que no permite el desarrollo de hipótesis alternativas hasta que se haya producido la refutación de la primera. Tal como afirma Feyerabend (1986, pág. 48)*: “El requisito de aceptar sólo aquellas teorías que son consistentes con los hechos disponibles y aceptados, nos deja también sin ninguna teoría…, pues no existe ni una sola teoría que no tenga una  dificultad u otra… El método correcto no debe contener reglas que obliguen a elegir entre teorías sobre la base de la falsación. Por el contrario, las reglas de dicho método deben hacer posible elegir entre teorías que ya fueron contrastadas y resultaron falsadas”.

            Propone un antimétodo que consiste en elaborar una teoría alternativa e incompatible con otra, de tal manera que pueden aparecer hechos relevantes para contrastar ésta. Propone lo que denomina la “contra-inducción”, es decir, elaborar hipótesis totalmente inconsistentes con teorías bien establecidas, para ver cómo predicen los hechos y poder establecer comparaciones.

            Considera que entre los hechos y la teoría existen discrepancias imposibles de salvar, lo que imposibilita la concordancia entre la teoría y los hechos. Sólo mediante la introducción de aproximaciones “ad hoc”, la ciencia consigue salvar las discrepancias entre los hechos y las teorías, siendo por tanto útil la práctica de la contra-inducción si se emplea para tratar de encontrar los elementos desconocidos que producen las anomalías.

            Por tanto, según este autor, la ciencia progresa cuando existe independencia y autonomía en la utilización metodológica y no sostenimiento a normas estrictas de investigación.

 

* FEYERABEND,  P.  (1981)  Tratado contra el método  Tecnos. Madrid.

* FEYERABEND,  P.  (1981)  Tratado contra el método  Tecnos. Madrid.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame