Las Termópilas

Las Termópilas no es, como se dice en la película, un paso estrecho entre dos montañas. En uno de sus flancos sí colinda con una montaña, escarpada e imposible de escalar, pero al otro lado hay un acantilado. Desde ese punto puede verse la costa de Artemiso.

En la película se obvia este hecho, pero al mismo tiempo que sucede la batalla de las Termópilas, en Artemiso se está llevando a cabo una batalla naval entre la flota griega y la persa, batalla que duró 3 días. Algo que sí sucede tanto en la película como en la realidad, fue la tormenta, en la que muchas de las naves persas se hundieron.

En la película, Efialtes, un jorobado, avisa a los espartanos que hay una senda oculta entre las montañas para llegar hasta ese sitio. En realidad, no fue Efialtes quien avisó, sino los traquinios, unos aliados espartanos. En próximas lecciones hablaremos sobre Efialtes.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Verónica Ayelo Henares

Licenciada en Filología Clásica. Autodidacta y experta en el mundo antiguo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame