La República: clases sociales

Durante la República, el poder residía en el Senado, aunque estaba más repartido para que ningún hombre tuviera en sus manos el control de todo el poder como ocurría con la monarquía. Quedaba dividido de la siguiente manera:

  • Los cónsules tenían el poder militar.
  • Los pretores tenían el poder judicial.
  • El poder religioso recaía en el Pontifex Maximus.
  • El Senado en su conjunto y los cónsules tenían el poder legislativo.

 

El cargo que ostentaban los senadores era vitalicio. Cualquier ciudadano podía intervenir y opinar sobre los asuntos de la ciudad y sus decisiones políticas. Pero no todos los habitantes de Roma eran ciudadanos.

En la Roma de la República había una división de clases, que era la siguiente:

  • Patricios: la clase aristocrática. Descendientes de los primeros habitantes de Roma. Tenían todos los derechos y eran los únicos que podían acceder a los cargos públicos.
  • Plebeyos: eran la mayor parte de la población, tenían algunos derechos que lograron tras mucho luchar, por ejemplo el cargo de Tribuno de la Plebe, que velaba por los plebeyos y que sólo podía ser ejercido por ellos. Se dedicaban al comercio y a los oficios no serviles (alfareros, carpinteros, etc).
  • Esclavos: eran una propiedad, pertenecían a su dueño. Podían venderse y comprarse. Se encargaban de todos aquellos trabajos que los plebeyos no realizaban así como el servicio doméstico. No tenían ningún derecho.
  • Extranjeros: aunque eran libres, no tenían ningún derecho ni opinión sobre los asuntos del estado.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Verónica Ayelo Henares

Licenciada en Filología Clásica. Autodidacta y experta en el mundo antiguo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame