Imperio: Augusto, el primer emperador

Tras la muerte de Julio César, Octavio llega al poder como su sucesor. Estuvo unos años gobernando junto a Marco Antonio, lugarteniente de César. Pero la ambición de Marco provocó una nueva Guerra Civil. Marco Antonio huyó a Egipto, donde estaba su amada Cleopatra. Allí fue derrotado por las tropas de Octavio y se suicidó junto a Cleopatra.

Octavio tenía ahora vía libre para empezar a reformar la República, convirtiéndola poco a poco en un Imperio. Roma, cansada de tantas guerras civiles, ofreció a Octavio todo el poder a cambio de paz.

 

La fecha del inicio del Impero coincide con el momento en el que el Senado le concede el título de Augusto, nombre con el que sería conocido a partir de entonces y que además también pasó a ser el nombre del octavo mes del año (mes en el que nació Octavio, que pasó a llamarse Agosto). Augusto tomó para sí también el nombre de César, y a partir de él todos los emperadores serían conocidos por ese nombre.

Durante el mandato del césar Augusto, Roma expandió sus territorios ahora llamados Imperio Romano. Reformó el sistema tributario, hizo nuevos caminos a través de todo el imperio, creó la Guardia Pretoriana (que protegía  al emperador) y fuerzas policiales de seguridad (tanto para mantener el orden como para combatir los incendios)...

Fue una época de paz, en la que resurgieron las artes, como por ejemplo la literatura: Ovidio, Virgilio, Tito Livio... muchos de ellos se dedicaron a elogiar y alabar las virtudes del nuevo emperador.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Verónica Ayelo Henares

Licenciada en Filología Clásica. Autodidacta y experta en el mundo antiguo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame