La representación es una creación más de la "realidad"

Tal y como ya hemos apuntado, durante la década de 1970, se produjo un giro a la forma en que se venía considerando el estudio de la imagen. ¿En qué consistió este giro argumental? Se consideró que no existía un exterior real a aquello que se representaba y que, por tanto, lo representado no podía medirse “en término de logro o de imperfección en relación con una realidad preexistente” (Roland Barthes, Umberto Eco, Teresa de Lauretis) (Proyecto ARESTE, 2003, p. 141).

Dicho de otra forma, cada representación que se hace, por ejemplo, de “las mujeres” no está reproduciendo una verdad sino creándola. Por tanto, cada representación de la mujer es una creación nueva de este concepto. La representación estaría, por tanto, antes que la “realidad” y el estereotipo no sería una recopilación de datos reales sino una creación que puede dar lugar a referentes “reales” que lo imitan.

En este sentido, “las distintas prácticas discursivas y sistemas de representación más que reflejar a «la mujer», construyen la categoría visual-semántica de mujer, y lo hacen en oposición a la categoría de «hombre»”. (Proyecto ARESTE, 2003, p. 141). Y viceversa…

De esta forma, no podríamos afirmar que aquello que representamos se ajusta o no a una realidad pre-existente y que, por tanto, está mal o bien representado; ya que se considera que las definiciones de mujer y de hombre no son reflejo de nada: son realidades que estamos creando a través del discurso. Por tanto los estereotipos no estudiarían “la imagen de la mujer” sino “la mujer como imagen”. ¿Vemos la diferencia?

CLAVES DEL TEMA: Debemos resaltar que este curso se asienta en este último posicionamiento que defiende que, cuando se insiste en determinados estereotipos, lo que estamos haciendo es crear y reforzar una realidad concreta. Según este último posicionamiento no existe una realidad universal y única de mujeres y hombres; sino que son nuestros discursos sobre los rasgos que tienen mujeres y hombres los que crean esa realidad concreta haciéndonos creer que, de hecho, somos de una manera o de otra.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Mar Gallego Espejito

Licenciada en Periodismo | Máster en Género, Identidad y Ciudadanía

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame