Electricidad y magnetismo. Producción de energía eléctrica

1. Electricidad y magnetismo

El magnetismo o energía magnética es un fenómeno físico por el cual los objetos ejercen fuerzas de atracción o repulsión sobre otros materiales. Hay algunos materiales conocidos que han presentado propiedades magnéticas detectables fácilmente como el níquel, hierro, cobalto y sus aleaciones que comúnmente se llaman imanes.

El electromagnetismo es la parte de la electricidad que estudia la relación entre los fenómenos eléctricos y los fenómenos magnéticos.

Los fenómenos eléctricos y magnéticos fueron considerados como independientes hasta 1820, cuando su relación fue descubierta por casualidad.

Se basaron en los siguientes dos principios y experiencias:

1)  Las corrientes eléctricas crean un campo magnético a su alrededor, de forma que una brújula se orienta siempre de forma perpendicular a la corriente (experiencias de Öersted).

Öersted trataba de demostrar la existencia de una relación entre los fenómenos eléctricos y magnéticos.

Experimentó en un circuito con una bobina y una brújula, al conectar la corriente vio que la brújula se desviaba como si la bobina fuera un imán con líneas de fuerza.

 

 

2) El movimiento relativo entre un imán y un circuito crea una corriente eléctrica en el circuito (experiencia de Faraday).

Faraday trataba de descubrir si un campo magnético podía producir corriente eléctrica.

Hizo variados experimentos al respecto, usando imanes y circuitos.

Observó que obtenía resultados parecidos:

-si desplazaba el circuito cerca del imán sin mover éste.

-si hacía girar el circuito cerca del imán.

-si, utilizando un electroimán hacía variar la intensidad de la corriente que circulaba por el mismo (un electroimán es un imán artificial que consta de un núcleo de hierro y está rodeado por un cable enrollado por la que pasa una corriente eléctrica).

En conjunto logró demostrar que:

La variación del campo magnético que atraviesa un circuito crea en él una corriente eléctrica (corriente inducida).

De esta manera consiguió abrir la puerta a la creación de corrientes eléctricas.

 

 

2. La producción de la energía eléctrica

  • Las centrales hidroeléctricas transforman energía mecánica del agua en energía eléctrica. Su energía es limpia y renovable, pero precisa grandes espacios.
  • Las centrales térmicas transforman la energía química o nuclear en energía eléctrica. Son muy eficientes, pero su combustible es limitado y son contaminantes. Las térmicas nucleares contaminan menos, pero es muy difícil almacenar sus residuos.
  • Energías alternativas, como la eólica o la solar, son inagotables y limpias.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame