Líneas de tendencia

Una línea de tendencia es una línea recta que se traza uniendo:

Sucesivos mínimos, si se trata de una tendencia alcista.

Sucesivos máximos, si se trata de una tendencia bajista.

Para poder dibujar una línea de tendencia se tiene que cumplir:

Si es una tendencia alcista: deben existir dos mínimos consecutivos, de tal manera que el segundo mínimo sea superior al primero.

Tendencia

La línea de tendencia así dibujada se confirma si se vuelve a producir un tercer mínimo que toca la línea que se ha dibujado.

Tendencia

Si es una tendencia bajista: deben existir dos máximos consecutivos, de tal manera que el segundo máximo sea inferior al primero.

Esta línea se confirma si se produce un tercer máximo que toca nuevamente la línea dibujada.

Tendencia

La ruptura de una línea de tendencia normalmente anticipa un cambio de tendencia.

Tendencia

La importancia de una línea de tendencia es mayor en la medida en que:

Ha permanecido durante un mayor tiempo sin ser perforada.

Ha sido probada en más ocasiones, es decir, son numerosas las veces en las que la cotización ha rebotado al tocar dicha línea.

Cuando una línea de tendencia es perforada con fuerza, suele cambiar su papel:

La que venía actuando de soporte se convierte en resistencia y viceversa.

Tendencia

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame