La importancia de la luz

Los objetos exhibidos en una vidriera pueden percibirse mediante contrastes efectuados por la textura, el color y la luz que reciba cada uno. Por ejemplo una figura más oscura que el fondo, se desprende de éste por color, en cambio en un escaparate monocromático, las diferencias las realizamos por efectos de luces y sombras entre un objeto más oscuro que otro, más rugoso o pulido con haz de luz puntual en el objeto estrella que se quiere destacar.

En una vidriera hay que tener en cuenta la incidencia de la luz exterior, ya que el exceso puede generar que la vidriera sea un espejo durante el día, ocultando así la mercadería exhibida.

pexels photo 407062
Reflejo excesivo exterior

Este efecto se genera cuando es menor la luz interior que la exterior. A diferencia de lo que se cree, el escaparate necesita más luz de día que de noche para poder destacar sus productos, ya que, de noche, el solo entorno oscuro las hace resaltar. Una buena inversión son las láminas antirreflejo para colocar en la superficie vidriada, no es económico, pero hará que las vidrieras sean más atractivas ya que deja ver todo el conjunto sin los reflejos molestos generados por la incidencia de la luz solar.

El éxito de un escaparate depende en un 75% de la iluminación, por lo tanto, más que un gasto, se la debe considerar una inversión.

Cómo iluminar una vidriera va a depender de muchos factores: dimensión, producto que se ofrece, colores, fondos abiertos o cerrados, tipos de luminarias instaladas fijas y las que se pueden incorporar, si el local da a la calle o está en un shopping.

Existen tres tipos de iluminación dentro de un negocio:

  • Iluminación difusa: es la que se utiliza como iluminación ambiental de todo el local.

  • Iluminación directa: es aquella que ilumina puntualmente lo que se quiere resaltar, ya sea en el escaparate o dentro del local. No debe quedar de frente al espectador porque puede ser deslumbrado. Por lo general son luminarias con un haz de luz pequeño que genera efectos de luces y sombras cuyo único objeto es la exaltación del producto.

  • Iluminación indirecta: se denomina así a aquella que pasa rasante por la superficie del producto resaltando su textura y logrando claroscuros dramáticos que generan efectos visuales muy interesantes.

La iluminación general debe tener correlación con la iluminación del escaparate, sobre todo si este es de fondo abierto, ya que interactúan activamente entre ambos.

Un escaparate con luminarias fijas puede incorporar un sistema de rieles con luces móviles que se ajustan según lo requiera el diseño del momento. Si un local tiene varias vidrieras, se deben utilizar los mismos patrones de luz para no confundir al espectador. Con este sistema se puede resaltar un maniquí, un objeto que se quiere puntualizar para que el consumidor fije su atención en él, entre otros.

También hay que tener en cuenta al momento de elegir el tipo de luz, la textura que tienen los objetos a iluminar, ya que los rugosos absorben más luz que una superficie pulida.

business 1817472 1280
Escaparate con vidrio anti reflejos
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Veronica Malena Terroba

Diseñador de Interiores y equipamiento

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame