Unificación (cohesión)

Hablábamos de unificación en la lección anterior. También podemos referirnos a este término como la cohesión que todo texto requiere.

Es tan sencillo como saber que si desde el principio del texto he empezado los nuevos párrafos con una sangría mayor en la primera línea de los mismos; todos los comienzos de párrafo deberán iniciarse de la misma forma.

Veamos un ejemplo de un texto no unificado tomando de referencia el caso de las citas:

 

Ejemplo

 

Como podemos comprobar, en ambos casos menciono la obra de donde extraemos esas ideas solo que la primera vez lo hacemos entre paréntesis con informaciones concretas y en la segunda usamos corchetes con una información mucho más amplia de la obra.

No existe, pues, unificación en el estilo y, por tanto, la sensación que generamos es de desorden. La opción correcta sería la siguiente:

sensación de desorden

 

Posteriormente daremos ejemplos de cómo podemos hacer referencia a las obras que empleamos pero, ahora, debemos quedarnos con la idea de que la forma que escojamos deberá ser la que esté presente a lo largo del texto.

CLAVES DE LA LECCIÓN: La cohesión debe estar presente a lo largo de todo el texto de manera que los recursos que usemos y el estilo que empleemos deberá se constante y no llevar a confusiones.

Mar Gallego Espejito

Licenciada en Periodismo | Máster en Género, Identidad y Ciudadanía

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame