Estructurar la novela

Exposición,  nudo y desenlace

Con las preguntas que has formulado previamente, este ejercicio te resultará más cómodo y fácil. Ya sabes cómo serán tus personajes, cómo comenzará la historia, qué sucederá y cómo lo resolverás. Ahora es el momento de estructurarlo en tres partes que te ayudarán a escribir sin detenerte.

Prepara un breve resumen de la historia.

Expón la idea. La historia comenzará de forma particular, presentarás a los o al personaje principal, describirás el lugar donde se moverán.

Escribe el nudo. El lector conoce a los protagonistas y su entorno, pero en un momento dado, el nudo de la historia, algo sucede. Explica el qué y el cómo. Esta parte puede ser algo más extensa.

Llegamos al desenlace. Después de que los personajes han sufrido ciertos percances, todo se resuelve, o no. Eso dependerá de cada historia y de cada escritor. Intenta tener claro el final, si sabes hacia dónde ir te será más fácil guiarte.

Pensemos que la escritura de una novela es larga y requiere de tiempo. Tener las cosas claras, nos facilitará mucho el trabajo.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Francisca Herraiz

Correctora

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame