La resilencia

RESILENCIA

Proviene del latín resilio, que significa resurgir. Es la habilidad que tiene un individuo para superar momentos traumáticos como enfermedad, la muerte de un ser querido, un accidente, etc., para recuperarse de situaciones adversas o muy difíciles. Se recupera y continúa mirando al futuro.

Estas adversidades no planeadas, generan recursos en el individuo, que estaban ocultos en su interior, siendo estos recursos desconocidos para él hasta ese instante. Esta capacidad es una manera de reajustarse, de volver a adaptar su vida a las nuevas circunstancia.

El individuo ve a las adversidades y problemas como un desafío a superar, los cuales enfrenta, se adapta y los supera. Esto es una capacidad muy positiva, ya que  fortalece la felicidad, por este motivo se relaciona la resilencia con la autoestima.

 

Hay muchos factores o elementos que favorecen a la resilencia, como:

-Las buenas relaciones en la familia

-El contexto social

-La educación

 

¿Cuáles son las bases de la resilencia?

-Autoestima

-La confianza en sí mismo

-Iniciativa

-Tenacidad

-Introspección

-Capacidad de relacionarse con los demás

-Independencia

-Creatividad

-Humor

-Ética

-Pensamientos críticos

-Ser flexible ante los cambios inoportunos

-No intentar controlar lo incontrolable

-Es positivo

-Es optimista

 

Para ser un individuo resilente debería afirmarse en cuatro expresiones:

1-Yo soy: es esa fuerza mental que uno tiene en su interior, de saber quién es, lo que es y lo que vale, que logra el respeto de los demás.

2-Yo estoy: es la fuerza de voluntad, la cual controlamos y nos hacemos responsables de nuestros actos agradables o desagradables.

3-Yo puedo: son las habilidades personales de cada individuo de enfrentar los problemas y situaciones negativas, y de lograr superarlos en el momento indicado.

4-Yo tengo: es tener la capacidad de contar con alguien en quien confiar, que nos apoye, sea algo material, social o personal.

 

¿Cómo es la escritura de la resilencia?

-Es una escritura evolucionada, o sea, ha sufrido cambios por las experiencias vividas. Indica madurez emocional y afectiva, responsabilidad, amplitud de ideas, comprensión

-Es regular: es regular sin llegar a ser monótona ni acartonada, lo que indica que es existe control de sus actos y emociones, equilibrio, estabilidad, organización, donde prevalece la tenacidad y voluntad.

-Es de forma  curvilínea o mixta, que alude a la capacidad de adaptación, agilidad mental, flexibilidad, extraversión e intuición. Está alejada del modelo escolar.

-Es dinámica: indica que no es un individuo monótono, ni en su persona ni en sus actividades, tiene ritmo vital y social.

-Es progresiva, dextrógira, fluida: el individuo nunca mira al pasado, siempre al futuro, hacia adelante, espontaneidad, optimista, entusiasta, sociabilidad, adaptabilidad, avanza a pesar de las dificultades, agilidad de ideas.

-Armónica: en general será un texto  organizado, donde no habrá zonas o letras que sobresalgan más que otras, lo que alude a una persona equilibrada, que aprovecha su energía óptimamente, vigoroso, sus contactos y relaciones son tranquilas.

-Extendida: indica dinamismo, capacidad de adaptación y de relacionarse, iniciativa, autoconfianza, mira al futuro, generosidad y capacidad de relacionarse.

-Presión firme: vigor psicofísico, autoconfianza y seguridad en sus habilidades.

-Dirección: rectilínea levemente ascendente, indica optimismo, extraversión, entusiasmo, creatividad, equilibrio y estabilidad emocional y afectiva.

-Continuidad: será ligada o agrupada, indica que el individuo es perseverante, constante, tenaz en sus objetivos y en todo lo que se proponga, no se desanima ante los problemas.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame