Sistema político

En comparación con otras naciones, EE.UU. tiene una larga historia de estabilidad política. Funciona como una República Federal que consta de 50 estados más el Distrito de Columbia.

El sistema político se basa en el reparto de competencias entre los estados y el gobierno federal. Hay por tanto, tres niveles de gobierno: el nivel federal, el nivel estatal, y el nivel local.

Cada estado tiene sus propias subdivisiones políticas, y cada uno tiene su propio conjunto de leyes que rigen el ejercicio de su actividad dentro de su jurisdicción.

No existe por tanto, ningún organismo gubernamental o cuerpo que determine todas las leyes y la normativa aplicable a todas las empresas, como sucede en muchos otros países.

Sin embargo, hay un importante cuerpo de normativas federales y estatales que afectan a las decisiones empresariales de sociedades extranjeras.

Por ejemplo, el gobierno federal impone restricciones en materia de defensa nacional, el uso de las tierras de EE.UU, los recursos naturales, sobre la propiedad de las industrias de comunicaciones (emisoras de radio, televisión, teléfono y telégrafo) y el uso de los servicios públicos, incluyendo el transporte interno.

Algunos estados han prohibido o están considerando la prohibición de las inversiones extranjeras en las tierras agrícolas. Además, los EE.UU. tiene un sistema bancario dual, regulado tanto a nivel federal como estatal.

 

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame