¿Inversión directa o Gestión profesional?

Existen dos posibilidades a la hora de invertir, la primera de ellas es acudir al mercado gestionando nuestra propia inversión.

Podríamos formar una cesta con 4 o 5 valores que pueden variar en el tiempo llegando a conocer tras su seguimiento continuo sus resultados y expectativas centrándonos exclusivamente en ellos. Con estos cuatro o cinco valores y con un seguimiento de sus precios, volúmenes y la marcha de las compañías, el inversor puede comprar y vender, promediar sus operaciones y obtener ganancias.

La otra posibilidad es acudir a un gestor profesional, a través de los fondos de inversión. Existen varios tipos que pasamos a explicar.

Fondos de Renta Fija Mixta. El patrimonio se compone mayoritariamente de renta fija con un pequeño porcentaje de renta variable (compra de acciones).

Fondos de Renta Variable Mixta. Son fondos que invierten la mayor parte de su patrimonio en acciones negociadas en la bolsa y una pequeña parte en activos de renta fija.

Fondos de Renta Variable Pura. Invierten la totalidad del patrimonio en acciones que están sujetas a oscilaciones en sus precios.

Fondos Indexados Garantizados. No hay riesgo de perder dinero y el índice de la ganancia depende de la marcha de las bolsas.

Nunca olvidar si nos decantamos por la segunda opción dirigirnos a un buen gestor que demuestre su total competencia.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame