Ilustración a lápiz de color de dos personas

 

Ilustraciones

Ilustración con lápices de colores en los cuerpos, y el fondo con lápices acuarelables (Cristina Pérez)

 

Al dibujar ropa, tienes muchas opciones de realzar su apariencia, más allá del estilo únicamente. Un simple toque, como representar las arrugas de la ropa en un dibujo, puede lograr una gran diferencia en su calidad. Este proceso puede ser frustrante, pero cuando lo haces bien, añade un toque de autenticidad a la ilustración.

Trata de comprender las condiciones que crean los pliegues en la ropa cuando se viste. Hacerlo te hará más fácil ilustrar las arrugas y ubicarlas en el dibujo correctamente.

Examina la referencia para encontrar las arrugas y pliegues en la ropa. Busca lugares donde la tela cuelga, se estira o se comprime. Estos lugares pueden ocurrir en el cuello, hombros, axilas, senos, cintura, glúteos, ingle, codos, rodillas y tobillos de la figura.

Bosqueja la silueta preliminar del cuerpo. Dibuja las formas principales de la ropa sobre el bosquejo.

Identifica los puntos de apoyo, tanto para los pliegues que cuelgan como los que van de hombro a hombro. Indica la tela colgante con líneas curvas inclinadas de un punto al otro.

La tela agrupada y las arrugas de compresión, como aquellas alrededor de una rodilla doblada, se dibujan con marcas de zigzag que radian desde el interior del doblez.

La tela estirada se ve como líneas entre los puntos de tensión.

La apariencia de las arrugas está afectada por el tipo de tela y la postura del cuerpo.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame