Aguadas con tinta china

La aguada es una técnica de dibujo a pincel con tinta china diluida en agua.

La aguada gris se obtiene con tinta china negra y la aguada llamada “de color”, resulta del empleo de tintas de diversos tonos. La distinta intensidad y la variedad de matices se consiguen diluyendo la tinta con mayor o menor cantidad de agua.

A - Soporte

Debe ser un papel resistente al agua como el que se utiliza para la acuarela. Debe mojarse previamente al proceso de ejecución, mediante una esponja y se pegará al tablero por sus bordes mediante cinta adhesiva. Si el papel fuese muy grueso, que resistiese el efecto de abarquillamiento que produce el agua, no sería necesario montarlo ni estirarlo.

B - Pinceles

La naturaleza del pincel dictará en gran medida el carácter del trazo y el tipo de pincelada.

Se utilizan los mismos que para la acuarela. La gama se extiende desde los toscos de bambú a los finos de marta de pelo suave, cuya sensibilidad permite un perfecto control del manejo.

Ante todo deben ser flexibles y adquirir al humedecerse una forma cónica de punta fina, y poseer una rápida recuperación de punteo.

 

ilustraciones

Aguada con tinta china (Cristina Pérez)

 

En esta aguada hemos realizado una gama de grises aplicando zonas muy claras en el exterior de los ojos y los párpados, creando grises también en el interior del ojo, como paisaje. El toro alcanza mayor fuerza con la tinta china sin diluir. Hemos dado pinceladas muy finas en las pestañas con diferentes grises, y hemos perfilado el ojo en algunas zonas. Una vez seco, se ha aplicado tinta china blanca para dar las últimas luces.

 

ilustraciones

Aguada sepia y negra (Cristina Pérez)

 

En este dibujo vemos la mezcla de las técnicas aprendidas. Primero hemos realizado un dibujo detallado de una silla con una tela encima. Hemos coloreado los objetos de primer plano con una aguada sepia y otra negra, creando un juego entre los dos colores. Una vez seco, dibujamos los detalles a plumilla con tramas de líneas sólo en algunas zonas, para delimitar los bordes y los pliegues.

Vuestro ejercicio será escoger una silla en vuestras casas y adaptarle una tela. En el caso descrito, la tela estaba grapada en la pared, pero puede simplemente caer encima. Vamos a dibujarla según los pasos indicados.

Preparad el papel de acuarela tensado en húmedo con cintas en la tabla y dejadlo secar.

Dibujad el fondo con tinta negra diluida en agua para crear varias zonas de grises.

Dibujad la silla con la tela y dad la aguada con tinta siena de distintas intensidades, según la luz y las sombras.

Cuando seque toda la aguada, dibujad los detalles con plumilla o estilógrafo. Podéis ser creativos a la hora de dar esas tramas, no abusando de ellas para que se vea clara la imagen, repartidlas a lo largo de todo el dibujo.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame