Sombrear los cuerpos esféricos

Llamamos así a los cuerpos que no tienen aristas, ni vértices. A él pertenecen la esfera, el cono y el cilindro.

cuerpos esfericos

Los cuerpos esféricos: la esfera, el cono y el cilindro

 

Podemos observar en el dibujo que el sistema de sombreado es muy parecido a la esfera. Se sombrea desde una línea imaginaria que parte de la mitad de la figura siguiendo el mismo proceso:

Una vez creada esa línea, que realizaremos muy suavemente dividiendo en dos la figura, la zona de Luz la dejaremos sin sombrear, representándola por el blanco del papel.

A partir de ella se crea un degradado en un Medio Tono.

Llegamos en un degradado a una zona de mayor intensidad; es la Sombra Propia que estará en el lado opuesto a la Luz.

El degradado vuelve a tomar claridad hacia el final de la figura, ya que ésta reflejará las paredes y no será tan intensa, viéndose con mayor claridad. Volvemos a realizar un medio tono que le dará el volumen adecuado.

Finalmente la Sombra Reflejada tendrá la forma de nuestra figura: el cono, de triángulo; y el cilindro, de rectángulo.

Son especialmente importantes estas tres figuras citadas: esfera, cono y cilindro, ya que cuando deseemos sombrear objetos, caras, personas…vemos que no contienen aristas y debemos crear su sombreado en el dibujo a partir de degradados, basándonos en lo aprendido hasta ahora.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame