Cubo a aerógrafo

cubo

Cubo a aerógrafo (Cristina Pérez)

 

En nuestro siguiente ejercicio empezaremos a usar las plantillas. Haremos un dibujo de un cubo con lápiz duro, sin marcar mucho, lo suficiente para que lo podamos ver. Encima de nuestro papel pondremos una lámina de Frisket. Evitaremos las bolsas de aire y, si esto sucediera, podéis intentarlas alisar con una regla. Una vez pegada toda la lámina encima de nuestro dibujo, utilizaremos el cutter tipo bisturí con una cuchilla nueva y recortaremos por las aristas del cubo, para luego poder crear estos planos de color. ¡Atención! No cortes la sombra; ésta tiene los bordes suaves y vamos a usar una plantilla móvil que haremos con cartulina al final del proceso.

Podemos empezar por la parte frontal de nuestro cubo. Levantamos con mucho cuidado el trozo de máscara y la ponemos en la base plástica del Frisket. La reservamos allí porque la vamos a tener que utilizar de nuevo.

Damos un degradado de pintura, en este caso color magenta. Para crearlo, aplicamos un color general a todo el cubo, alejándote del papel para que no se formen líneas. Una vez creada esa base de color, insistiremos en el ángulo inferior con la misma pintura.

Esperaremos a que todo esté completamente seco para poner la plantilla encima otra vez, ya que si aún está mojado, podría levantarse la pintura al finalizar nuestro trabajo.

Una vez colocada, levantaremos ahora el plano superior y damos otro degradado, esta vez más claro, ya que se corresponde con la cara de mayor luz del cubo. Y repetimos la operación. Ya seco, volvemos a colocar la máscara para levantar la tercera cara del cubo. Esta vez, la cara tiene dos colores: magenta en la derecha, creando el degradado y azul en la parte superior, para dar más color al trabajo. Una vez seca esta cara, pondremos la máscara encima y levantaremos todo el fondo, dejando el cubo con la máscara para hacer la sombra.

Haremos una plantilla con cartulina, dejando el hueco de esa sombra. Con la cartulina se debe tapar todo el dibujo menos la sombra, pero no se pega al dibujo. Elevamos algo esta cartulina, de tal manera que partes se queden pegados al papel, pero sólo un poco y otras partes estén más separadas, como en el borde inferior, en el que la sombra está completamente difuminada. Por ello no podemos usar una plantilla fija, no quedaría el mismo efecto.

Una vez seca la sombra, ya podemos levantar todas las plantillas y ver el resultado final.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame