Clasificaciones del delito

La clasificación del delito lo podemos encuadrar por el resultado: Formales y materiales. Los formales, es cuando se intenta cometer un hecho delictivo y el resultado obtenido es realizado, por ejemplo, un asesinato, y se consume en el momento, y los materiales es cuando se produce una destrucción o alteración de la estructura del delito, por ejemplo, se intenta cometer el asesinato, y por esa consecuencia, se daña su salud pero no termina de cometer el resultado, de esa acción.

Se clasifican también por la lesión que causan: de daño y peligro. El daño, son las que son consumadas y causan un daño directo y las de peligro, no causan un daño directo pero si, causan un peligro al bien jurídico que se pretende proteger.

Otra clasificación sería la duración: Instantáneos, con efectos permanentes y continuados: los primeros que se producen en el mismo acto y  los daños son de larga duración, los segundos no se producen en el mismo acto, sino que tiene que pasar el tiempo, para que se le considere de esa manera, por ejemplo, un secuestro.

También en sentido interno: Lo encontramos en el dolo y en la culpa. Partiendo del dolo, es cuando sabes que estás realizando un hecho delictivo, cuando eres consciente de ello, y la culpa es cuando no quieres que se produzca ese hecho, pero en la forma de actuación no ha sido la más adecuada, y se produce un resultado.

Se clasifican en delitos graves y menos graves, y leves, porque las faltas, pasan a ser delitos leves o en delitos menos graves, se ha eliminado,las que se denominaban faltas, tras la nueva reforma de nuestro código penal del 95. ( L.O 2015).

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame