Actividades de desarrollo perceptivo-cognitivo: desarrollo sensorial y desarrollo cognitivo (4-6 meses)

Desarrollo sensorial:

  • Objetivo: fijación visual y seguimiento.
    • Con objetos vistosos, moverlos lentamente uno por uno delante del bebé para estimular su vista. Realizar esta actividad con el bebé en distintas posiciones (tumbado, sentado, etc.).
    • Con un muñeco, escenificar una conversación moviéndolo lentamente a la vista del bebé. 
    • Jugar con luces de colores.
  • Objetivo: descubrir el sonido de algunos objetos y su procedencia.
    • Situados detrás del bebé, haremos sonidos con un objeto. Después al lado de un oído, y luego del otro, etc.
    • Reproducir sonidos: agua, piar de pájaros, viento, etc. Colocar el reproductor en diferentes lugares.
  • Objetivo: estimular el sentido del tacto.
    • Colocar el bebé en superficies de diferentes texturas (suelo, manta, toallas, superficie duras y blandas, etc.).
    • Dejar que juegue con juguetes de distintos materiales: plástico, espuma, madera, etc.
  • Objetivo: estimular el sentido del gusto.
    • Darle a probar más clases de alimentos y que pruebe diferentes sabores, texturas y olores.
    • Impregnar el chupete en una sustancia dulce o salda (incluso ácida), y dársela a probar.
  • Objetivo: estimular el sentido del olfato.
    • Darle a oler diferentes aromas. Primero olemos nosotros y exageramos el gesto (agradable o desagradable), y seguidamente lo animamos para que huela.

Desarrollo cognitivo:

  • Objetivo: progresar en la coordinación óculo-manual.
    • Jugar con sus manos, haciéndolas aparecer y desaparecer de su vista.
    • Ofrecerles juguetes para que los coja. Se los acercaremos y, cuando intente cogerlos, se los alejamos. Repetir varias veces. Al final darle el juguete para reforzar la intención.
    • Colocándonos frente al bebé, taparemos nuestra cara con un pañuelo; esperar varios segundos y quitárnoslo. Tapar ahora la cara del bebé y esperamos a que se lo quite (si no lo consigue y vemos que se irrita, quitárselo nosotros).
  • Objetivo: reaccionar ante su propio reflejo en el espejo.
    • Jugar a aparecer y desaparecer delante del espejo (nos movemos apareciendo y desapareciendo siempre detrás de él).
    • Con el bebé en brazos nos movemos delante de un espejo al ritmo de la música. 
    • Sentar al bebé delante de un espejo, tan cerca como sea posible, para que pueda tocar su imagen reflejada.
  • Objetivo: anticipar sucesos.
    • Elegir una retahíla o canción para el inicio de algunos de los ejercicios anteriores. Comenzar la rutina siempre con este recurso; veremos cómo el bebé anticipa lo que va a suceder. 
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Marcelino Fernández Morro

Licenciado en Pedagogía.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame