Método de secciones homogéneas

Dentro de la categoría de "Métodos totales", uno de los más utilizado es el denominado"Método de secciones homogéneas".

En este método se distribuyen todos los costes de las empresa entre los diferentes productos.

No obstante, los costes indirectos se distribuyen previamente entre los distintos departamentos de la empresa y posteriormente se asignan a los productos.

Por su parte, los costes directos se distribuyen directamente entre los productos.

Este método nos permite tener un desglose de los costes no sólo a nivel de productos, sino también a nivel de centros de costes (departamentos de la empresa).

¿Cómo funciona este método?

1.- Primero se definen los distintos centros de costes de la empresa. Un centro de coste es todo departamento que cuente con un responsable y con un presupuesto. Cualquier empresa se puede dividir en un conjunto de centros de costes.

Cada empresa puede estructurarse en aquellos centros de costes que considere conveniente, sin que tengan que ser coincidentes las estructuras de dos empresas que realicen la misma actividad (volvemos a remarcar la plena libertad que tiene toda empresa de organizarse internamente como considere más adecuado).

Por ejemplo, una empresa puede definir el almacén como un centro de costes independiente (con responsable y con presupuesto propio), mientras que otra puede tenerlo integrado dentro de un centro de costes más amplio, por ejemplo de "fábrica".

2.- Una vez definidos los distintos centros de costes, hay que clasificarlos en "principales" y en "auxiliares":

Los centros de costes "principales" son aquellos que intervienen directamente en la fabricación del producto.

En una empresa de muebles los centros principales pueden ser: "serrería", "montaje", "barnizado" y "empaquetado".

Los centros "auxiliares" no participan directamente en el proceso productivo.

En la empresa anterior centros de costes auxiliares pueden ser: "contabilidad", "recursos humanos", "dirección", etc.

Los costes asignados a los centros auxiliares se distribuyen posteriormente entre los centros principales, y una vez que estén todos los costes localizados en los centros principales es entonces cuando se reparten entre los productos.

3.- Una vez clasificados los centros de costes en principales y en auxiliares hay que determinar una serie de criterios de reparto:

a) Cómo se van a distribuir los costes indirectos entre los diversos centros de costes.

Cada empresa es libre de establecer aquellos criterios que considere oportunos, pudiendo ser diferentes para cada tipo de gasto.

Por ejemplo:

Coste de alquiler: en función de los m2 que ocupa cada centro de costes.

Factura de teléfono: en función del número de personas que trabaja en cada uno de ellos.

Consumo de luz: en función de la potencia eléctrica instalada.

b) Cómo se van a distribuir los costes de las secciones auxiliares entre las principales.

Un criterio que se suele emplear es estimar del porcentaje de tiempo que cada sección auxiliar dedica a cada una de las secciones principales.

Por ejemplo, en la empresa de muebles, la sección de recursos humanos (auxiliar), utilizando como referencia el tamaño de la plantilla de cada una de las secciones principales, estima que dedica el 30% de su tiempo a asuntos relacionados con la sección de "serrería", un 40% a la de "montaje", un 20% a la de "barnizado" y un 10% a la de "embalaje".

La sección de "contabilidad" (también auxiliar), basándose en el total de apuntes contables que genera cada sección principal, estima que dedica un 10% de su tiempo a la sección de "serrería", un 50% a la de "montaje", un 15% a la de "barnizado" y un 25% a la de "embalaje".

ATENCIÓN: las secciones auxiliares también dedican tiempo de su actividad a otras secciones auxiliares (por ejemplo, la sección de recursos humanos atiende asuntos de la sección de "contabilidad"), pero como éstas trabajan para las secciones principales, esto permite que al final la totalidad de los costes queden distribuidos entre las secciones principales.

Por ejemplo, si "recursos humanos" dedica un 10% de su tiempo a la sección de "contabilidad" (auxiliar) y ésta a su vez dedica un 60% de su tiempo a la sección de "cortado" y un 40% a la de "barnizado" (ambas principales), al final este 10% de coste de recursos humanos quedará asignado un 6% a "cortado" y un 4% a "barnizado".

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame