Método de costes ABC

Definición de actividad

La actividad es cada uno de los cometidos principales que realizan los centros de costes.

Por ejemplo, la sección de "Personal" de una empresa realiza las siguientes actividades:

1.- Gestión administrativa de la plantilla (pago de nóminas, evaluaciones, control del absentismo, política de ascensos...).

2.- Contratación de nuevo personal (selección y contratación).

3.- Formación (evaluación de las necesidades formativas, organización de cursos, etc).

Etc.

Volvemos a repetir un punto en el que venimos insistiendo (¡que plasta es este profesor!):

Cada empresa es libre de definir dentro de cada centro aquellas actividades que considere relevantes.

Por ejemplo, una empresa puede considerar el "pago de nómina" como una actividad independiente, mientras que otra la puede tener englobada dentro de una actividad más amplia (por ejemplo: gestión administrativa de la plantilla).

Las actividades se clasifican en principales y auxiliares:

Las actividades principales son aquellas que intervienen directamente en la elaboración del producto, mientras que las auxiliares son actividades de apoyo.

Los costes asignados a las actividades auxiliares se reparten a continuación entre las actividades principales.

Hay que establecer criterios de reparto que sean lógicos, tratando de medir en que medida cada actividad auxiliar sirve de apoyo a las diferentes actividades principales.

ATENCION

En este método no se clasifican los centros en auxiliares y en principales (tal como hace el método de secciones homogéneas), sino que los costes de todos los centros se reparten entre las actividades que realizan.

El número de actividades definidas no debe ser demasiado extenso ya que complicaría enormemente este método:

Algunas actividades deberá englobarlas en otras más amplias.

Hay que buscar un equilibrio entre calidad de la información (mientras mayor sea el número de actividades mejor será esta) y facilidad de gestión.

Es posible que en una actividad determinada participen conjuntamente dos centros de costes diferentes:

Por ejemplo, en formación podría intervenir tanto el departamento de recursos humanos, como el departamento técnico correspondiente que imparte el curso.

Ambos centros de costes asignarón parte de sus gastos a esta actividad.

Inductores de costes

El "Inductor de coste" es la medida que nos permite distribuir los costes de las actividades principales entre los productos.

El "Inductor de costes" trata de medir el hecho que pone en marcha la actividad.

Por ejemplo, en un departamento de marketing el inductor de costes podría ser "lanzamientos de nuevas campañas publicitaria", ya que pone en marcha la actividad "gestión publicitaria", que es la que genera los costes.

Sigamos con el ejemplo de la empresa que fabrica zapatos y bolsos. Los gastos de su departamento de marketing han ascendido a 100.000 euros. La empresa ha vendido 60.000 zapatos y 40.000 bolsos. Ha realizado 4 campañas publicitarias, 1 dedicada a los zapatos y 3 dedicadas a los bolsos.

Si utilizáramos el método de "Secciones homogéneas" podríamos seleccionar como unidad de obra el "n° de artículos vendidos", lo que nos llevaría a asignar 60.000 euros de costes a los zapatos y 40.000 a los bolsos.

En cambio, el método de costes ABC podría seleccionar como inductor de costes el número de campañas publicitarias. En este caso asignaría 25.000 euros de costes a los zapatos y 75.000 euros a los bolsos.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame