Apalancamiento financiero

El apalancamiento financiero hace referencia a la utilización de recursos ajenos en la financiación de una empresa.

 

Se pueden utilizar diversos ratios para medir el nivel de apalancamiento, entre ellos:

Grado de apalancamiento = Recursos exigibles / Total Pasivo

 

El apalancamiento puede ser:

  • Positivo: si la rentabilidad de los activos en los que la empresa invierte los fondos obtenidos es superior al coste de dichos fondos.

Ejemplo: una empresa solicita un crédito bancario, a un tipo del 8%, e invierte esos fondos en un proyecto del que obtiene una rentabilidad del 10%.

  • Negativo: si la rentabilidad de los activos en los que la empresa invierte los fondos es inferior al coste de dichos fondos.

Ejemplo: una empresa solicita un crédito bancario, a un tipo del 8%, e invierte los fondos en un proyecto del que sólo obtiene una rentabilidad del 5%.

 

Desde un punto de vista empresarial sólo tiene sentido el apalancamiento positivo, ya que el negativo disminuye el beneficio de la empresa.

 

El apalancamiento positivo contribuye a incrementar la rentabilidad de los fondos propios.

 

Ejemplo: una empresa dispone de 10 millones ptas. de recursos propios que invierte en un proyecto del que obtiene un beneficio anual de 2 millones ptas.

Rentabilidad fondos propios = 2 / 10 = 20%

 

Se le presenta la oportunidad de ampliar el proyecto en otros 10 millones, lo que elevaría el beneficio obtenidos hasta 4 millones ptas. Para ello solicita un préstamo a un tipo del 10%.

Beneficio del ejercicio = 4 - 1 (coste del préstamo) = 3 millones ptas.

Rentabilidad fondos propios = 3 / 10 = 30%

 

Por tanto, el apalancamiento positivo ha permitido incrementar la rentabilidad de los fondos propios del 20% al 30%.

 

Por su parte, el apalancamiento negativo reduce la rentabilidad de los fondos propios.

 

Ejemplo: imaginemos que en el ejemplo anterior el coste del crédito solicitado es del 30%

Beneficio del ejercicio = 4 - 3 (coste del préstamo) = 1 millones ptas.

Rentabilidad fondos propios = 1 / 10 = 10%

 

La rentabilidad de los fondos propios disminuiría del 20% al 10%.

 

El nivel de apalancamiento, en todo caso, no puede ser excesivo ya que debilitaría la estructura financiera de la empresa:

 

Los recursos ajenos tienen un coste, por lo que si estos recursos son muy elevados su coste será, asimismo, muy gravoso para la empresa. En periodos de caída de ventas la empresa difícilmente podrá hacer frente a dichos gastos, lo que le llevaría a la suspensión de pagos.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame