¿Puede o no ser un jefe coach?

Evidentemente, puede serlo; pero requiere cualidades importantes como la empatía, la integridad, el desapego... además del deseo de adoptar una actitud totalmente distinta de las personas que tiene a su cargo.

Por otra parte, tendrá que encontrar su propia manera de hacer, porque dispondrá de pocos modelos que seguir y es posible que deba superar la resistencia que pudieran tener las personas que tiene a su cargo. En estos casos, podrían temer la mayor responsabilidad personal que implica un estilo directivo basado en el coaching. En cualquier caso, estos problemas se resuelven con cierta facilidad.

jefe

 

Las polaridades de la gestión y del estilo comunicativos a los que estamos acostumbrados ubican el enfoque autocrático en un extremo, y el dejar de hacer y esperar lo mejor en otro extremo. En definitiva, nos encontramos directivos y jefes que llegan con las cualidades que implican ordenar, persuadir y debatir, siendo la aplicación del coaching fundamental para todos estos casos, tratando de escuchar a sus subordinados y saber dirigirles sin imposiciones, siempre tratando de sacar lo mejor de las personas que poseen a su cargo. Un jefe que delega, comparte, escucha y aprueba las ideas del personal a su cargo puede considerarse como un jefe con unas cualidades de coach fundamentales.

Un jefe que delega en lugar de imponer u ordenar, puede reunir las características de un buen coach, haciendo más brillante su posición como jefe.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame