La conciencia y la responsabilidad

La conciencia y la responsabilidad personal son, sin duda, dos cualidades cruciales para el rendimiento en cualquier actividad. Un ejemplo de esto lo demuestra un corredor llamado David Hemery, que corrió los 400 metros vallas y ganó el oro olímpico en 1968. Esta persona estudió sesenta y tres de los atletas más importantes de más de veinte disciplinas deportivas para su libro Sporting Excellence (Excelencia deportiva).

A pesar de las considerables variaciones en otras áreas, la conciencia y la responsabilidad personal aparecían de manera recurrente como los dos factores actitudinales más importantes y comunes a todos ellos; y la actitud o estado mental es fundamental para el rendimiento en cualquier área.

Mas responsabilidad

 

En definitiva, tanto la conciencia como la responsabilidad son claves para la actividad del coaching. El coach debe manifestar mediante su confianza y guía a su cliente que éste no sólo debe ser consciente de las acciones que decida tomar, sino que a su vez debe ser responsable de ellas.

Un buen coach, sabrá guiar a cualquier persona o grupo de personas para que éstos adquieran la responsabilidad necesaria y tomen conciencia del desarrollo así como del resultado de sus actos.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame