Limitando una consulta

Buen día a todos.

En esta nueva entrega, vamos a aprender a limitar una consulta.

Antes de explicar como se hace, permítannos darles un ejemplo de “para que se hace”. Supongamos por un momento que estamos desarrollando una aplicación en la cual vamos a tener a nuestro viejo y buen amigo MySQL como motor de base de datos. Digamos que el lenguaje en el que hemos decidido trabajar es C++, y que por consiguiente no vamos a presentar nuestros resultados en una página HTML (como sería el caso de una aplicación en PHP). Lo anterior no parece de mayor importancia, pero pensemos por un momento en la presentación de la información en la pantalla del usuario, ¿se imaginan una cantidad grande (seamos aventurados y digamos una cantidad “obscena” en sentido figurado claro está) de datos siendo presentados en la pantalla? Pues claro, el pobre usuario no tendría la oportunidad de ver las primeras líneas presentadas en la pantalla, siendo que los datos se presentaron sin conmiseración alguna ni límites.

 

No es adorable como se iluminan los ojos cuando se comprenden las razones de la existencia de algo (de admitir es que ni políticos ni militares han logrado hacer que nuestros ojos se iluminen).

 

Muy bien, después de toda nuestra explicación-ejemplo, diremos que la sentencia con la que limitamos la presentación de los datos en la pantalla es la sentencia LIMIT (una amarga muestra de lo obvio, ¿no les parece?) de la siguiente forma:

 

SELECT * FROM tabla LIMIT fila inicio, filas a presentar;

 

Claro está, la sentencia LIMIT puede utilizarse en amena compañía de la sentencia ORDER BY que aprendimos en la lección anterior de la manera siguiente:

 

SELECT * FROM tabla ORDER BY criterio_de_ordenación LIMIT fila_inicio, filas_a_presentar;

 

Muy bien damas y caballeros, los dejamos ahora con un ejemplo del uso de LIMIT en “la vida real”.

 

 

Gracias por su presencia amigos y amigas, esperamos claro está encontrarnos pronto (en la próxima lección claro). Por el momento recuerden las palabras de Jacinto Benavente: “El amor es como Don Quijote: cuando recobra el juicio es que está para morir” Que nuestro amor por el conocimiento no recobre nunca la cordura. Hasta Pronto.

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame