Introducción al Gótico

Contexto

El estilo Gótico florece en el norte de Francia y se difunde por toda Europa occidental durante los últimos siglos de la Edad Media.

En el arte del vitral se desarrolla aproximadamente desde el siglo XIII, hasta finales del siglo XV, y en algunos paises hasta principios del siglo XVI.

En la evolución del estilo se adquiere el conocimiento de épocas anteriores y las influencias de los países precursores. Según el momento histórico y la procedencia, se pueden encontrar diferentes tendencias y fusiones en la creación del vitral.

Influencia de la Iglesia

En esta época la iglesia ocupa un lugar privilegiado dentro del estatus social y político, por lo tanto se ensalza y multiplica la construcción de catedrales e iglesias que son ornamentadas con pinturas, grabados y vidrieras.

Los vitrales adquieren una fuerte relevancia, siendo una de las principales artes de esta época. Es valorada por sus múltiples funciones como elemento arquitectónico, soporte iconográfico y tamiz de la iluminación en el interior de los templos.

 

notre dame interior

Detalle de interior de la Catedral de Notre-Dame en París.
(imagen cedida por Verónica Muñoz-Repiso R.)

 

Cambios arquitectónicos

En el Gótico, con los avances arquitectónicos se sustituyen los gruesos y pesados muros románicos por otros más ligeros con ventanales más grandes. Se sustituye la bóveda de cañón por la de crucería, y los contrafuertes por arbotantes; avances que reducen la presión del techo sobre el muro permitiendo poder ampliar los ventanales y disponer vidrieras a diferentes alturas.

Donantes civiles

A partir del siglo XIV aumenta la figura del donante civil, el cual encarga vidrieras para iglesias y catedrales. Se representa en las vidrieras junto a los personajes bíblicos o de forma simbólica mediante heráldicas o escudos de familia.
 

notredame

Detalle de vidriera en la Catedral de Notre-Dame, París.
(imagen cedida por la autora: Verónica Muñoz-Repiso R.)

Difusión de la vidriera en edificios no religiosos

Entre el siglo XIV y el siglo XV aumentan los encargos de vidrieras en edificios no religiosos, públicos como facultades o mansiones privadas. Se representan escenas de la vida doméstica y los oficios de la población de la Edad Media.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Verónica Muñoz

Licenciada en Bellas Artes y Máster de Posgrado en Profesorado

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame