Torre y tres peones contra torre y dos peones (2)

(44) Finales de Torres
T+3P contra T+2P (3)
(Guillermo Gutiérrez)

Ajedres

En las lecciones anteriores hemos estudiado ya posiciones con igualdad de material en un flanco (un peón contra un peón y dos peones contra dos peones), mientras en el otro había ventaja de un peón libre.

Vamos ahora a proceder el análisis de finales parecidos, pero con mayor cantidad de material.

En el flanco de rey tendrá cada bando tres o cuatro peones, y en el flanco de dama, uno de ventaja para cualquiera de los dos (la mayoría de las veces, para las blancas). También esta clase de posiciones se producen con frecuencia en la práctica si ambos contrincantes han enrocado por el lado corto y no existe alteración substancial en la estructura de peones del flanco de rey, mientras uno de los bandos ha conseguido quedar, en el flanco de dama, con ventaja de un peón libre. ¿Aumentan las posibilidades de la defensa si se mantiene en el tablero? No, en absoluto.

Como el lector ya irá comprobando, aumentan los métodos de ataque para el bando mayoritario. Una vez más, el resultado de la lucha depende de la posición activa que ocupen las piezas del bando defensor.

La antigua regla de S. Tarrasch de "la torre tiene que estar detrás de los peones; detrás de los propios para apoyar su avance, detrás de los enemigos para frenarlos", mantiene plenamente validez en los ejemplos que estudiaremos. La posición surge de una partida entre A. Alekhine y José Raúl Capablanca. Veamos: 1.Ta4! Alekhine ha obtenido la ventajosa posición de la torre detrás de un peón libre y ello ha de decidir el destino de la partida.

Las negras no pueden retirar su torre, pues entonces el peón avanzaría inmediatamente. Las blancas amenazan llegar con su rey hasta la casilla b5; a las negras les queda sólo el recurso de ayudar con el rey a la liberación de su torre. 1...Rf6 2.Rf3 Re5 3.Re3 h5 4.Rd3 Rd5 5.Rc3 Rc5 Las negras han impedido por el momento la filtración del monarca enemigo. 6.Ta2 Rb5 (Es de destacar que las negras se encuentran en zugzwang. Con jugadas de peón no harían más que precipitar el desastre.

Por ejemplo, si juegan  6...Ta8 continuaría 7.a6 Si quieren ganar el peón de "a" cambiando las torres, el final de peones lo tienen perdido, ya que el monarca blanco llegaría antes al flanco de rey y aniquilaría los peones enemigos. De todos los males, J. R. Capablanca eligió el menor.

Permite que el monarca blanco pase al flanco derecho, a cambio de liberar la torre, para que actúe activamente.) 7.Rd4 Td6+ 8.Re5 Te6+ 9.Rf4 Ra6 Las negras han completado su reagrupamiento.

El peón libre es ahora contenido por el monarca, mientras la torre tiene libertad de movimientos en un determinado espacio.

No obstante, el rey blanco podrá expulsar a la torre enemiga de su excelente colocación actual, mostrándose más fuerte que ella en esta lucha, porque las negras volverán a encontrarse en zugzwang. 10.Rg5 Te5+ 11.Rh6 Tf5 J. R. Capablanca juega lo mejor. Por el momento, todos los peones quedan defendidos. 12.f4 Una jugada natural, pero no la mejor. (Las blancas quieren que juegue la torre negra, dejando sin amparo al peón de "f".

Como indicaría luego Alekhine, se llega rápidamente al zugzwang prosiguiendo  12.Rg7 Tf3 13.Rg8! Tf6 14.Rf8! (o todavía más sencillo con  14.f4 Tf5 15.Rg7 Tc5+- ya que el monarca negro no puede moverse a causa del avance del peón de "a"14...Tf3 15.Rg7 Tf5 16.f4!+-)12...Tc5! 13.Ta3 Tc7 14.Rg7 Td7 de nuevo se encuentran defendidos todos los peones.

Con simples maniobras no se puede desmoronar la posición negra. 15.f5 gxf5 16.Rh6 f4!es la mejor defensa. (Si se respondía con  16...Td5 las blancas ganaban fácilmente luego de  17.Rg5 Tc5 18.Rf6 Td5 19.Rxf7 f4 20.gxf4 Tf5+ 21.Rg6 Txf4 22.Rxh5+-) 17.gxf4 Td5 18.Rg7 Tf5 19.Ta4 Rb5 20.Te4! una estocada de muerte. Al fin, toma parte en la lucha también la torre blanca. Se amenaza jugar Te5+. (Si ahora juegan las blancas  20.Ta1 vuelve el monarca negro a  20...Ra6 y las blancas no han conseguido nada) 20...Ra6 21.Rh6! Txa5 (Era mejor  21...Rb7 22.Te7+ Ra6 23.Te5 Txf4 24.Rxh5 f6! y para llegar a la victoria las blancas tenían aún que superar dificultades técnicas) 22.Te5 Ta1 23.Rxh5 Tg1 24.Tg5 Th1 25.Tf5 Rb6 26.Txf7 Rc6 Si el monarca negro pudiera llegar a las casillas f2 o g2, habría aún muchas probabilidades de tablas. 27.Te7!+- y las negras abandonaron.

El monarca negro tiene su paso cortado verticalmente hacia la casilla de transformación del peón "f". Este final de partida evidencia de manera convincente que el bloqueo de un peón libre con la torre es muy ventajoso para el bando débil. En casos semejantes, sólo puede salvar la partida el logro de un peón libre en el otro flanco. (1–0)

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame