Rey, Caballo y Peón contra Rey

(23) Finales de Caballo
Rey, Caballo y peón vs. Rey. Caso 1.
(Guillermo Gutiérrez)

ajedrez

Un final de rey solo contra rey, caballo y peón puede acabar en tablas en los tres casos siguientes:
1) Si se consigue capturar el peón;
2) Siendo el peón de torre, el rey consigue ocupar en la penúltima fila la casilla que está por delante del peón y resulta imposible desplazarlo de allí;
3) Si siendo el peón de torre el rey contrario ocupa la casilla que está delante del peón y se consigue mantenerlo en la esquina.

Veamos a continuación un caso comentado. En el ejemplo, las blancas no consiguen defender el peón de caballo. Luego de  1...Rd3 2.Cc6 Rc3 3.Ca5 Rb4 y la partida finalizará en tablas.

(24) Finales de caballos
Rey, Caballo y peón contra Rey. Caso 2.
(Guillermo Gutiérrez)

ajedrez

 

En este ejemplo, para vencer el rey blanco debe salir de la esquina. Si las blancas juegan logran hacer que su rey abandone la esquina, pero si las negras inician la variante, el monarca blanco no logra salir, veamos:

1...Rf8 2.Cd3 Rf7 3.Ce5+ Rf8= Tablas.

Ahora corresponde jugar a las blancas, así que tendrán que dejar nuevamente libre la casilla de "f7" para el monarca negro, por lo tanto es misión imposible que el rey blanco abandone la esquina. Vemos, por tanto, que el caballo tiene una propiedad negativa muy fundamental: un caballo solo no puede ganar tiempos. Para posiciones de este tipo conviene recordar la siguiente regla: "la parte más débil consigue hacer tablas si logra ocupar con su rey una casilla del mismo color que la del caballo".

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame