Los factores estratégicos y su explotación (I)

En las partidas de ajedrez, a diario encontramos que factores aparentemente inofensivos pueden resultar decisivos en la determinación de un plan estratégico, ya sea el control de uno o más escaques dentro del tablero. En esta categoría analizaremos dos apartados de gran utilidad: los peones avanzados y piezas en posición avanzada.

A. PEONES AVANZADOS.

Constituye un tema muy importante de analizar para todo jugador de ajedrez, ya que en el transcurso de la partida logramos avanzar peones hasta la sexta o séptima fila, los cuales amenazan con coronarse, aún cuando en apariencia no puedan hacerlo. Un peón así colocado, en sexta o séptima y en muchas ocasiones aún en la quinta línea, es el punto de origen de multitud de victorias, siempre que reúna la valiosa característica de tener las casillas posteriores libres.

Veamos un par de ejemplos.

estrategia-ajedrez

 

En la posición del diagrama 66, las blancas aparentemente tienen pocos recursos para hacer valer su peón avanzado de g6en la sexta fila, porque el monarca negro impide su marcha y, además, porque existe un sólido bloque de piezas que evita un ataque directo sobre el rey negro. Ojo, que las casillas g7 y g8no se encuentran resguardadas por ninguna pieza negra y por eso el rey en dicha posición es muy importante para detener al peón blanco de g6. Dicho peón (g6) es muy fuerte, ya que se encuentra protegido por dos piezas, apoyado en su avance por la torre blanca de g1 y la coronación del peón ocurrirá en la casilla g8, que es color blanco, igual al color de casillas que domina el alfil blanco.

Entonces, ante estas consideraciones, el bando blanco juega:

1. Dh8+! Rxh8 2. g7+ Rg8 3. Ah7+! Rxh7 4. g8=Q mate (1-0) (Ver diagrama 66 a).

estrategia-ajedrez

Como observará, las jugadas del negro han sido obligadas, el mate era inevitable y la secuencia muy simple. Veamos ahora otro ejemplo.

 

estrategia-ajedrez

Esta es una posición bastante instructiva. Las blancas poseen dos peones menos y el peón avanzado de e7 aparentemente no tiene mayor futuro, ya que se encuentra siendo atacado por la dama y torre negras. Un jugador novicio quizás jugaría en este momento 1.Te1 para proteger a su peón avanzado, pero las negras jugarían por ejemplo 1…c3 y obligarían al intercambio de peones, llegando a un final con suficiente ventaja. Pero como usted podrá notarlo, un peón en la séptima fila es realmente un veneno, y a pesar de la poca cantidad de piezas blancas, no es difícil atrapar algunos detalles estratégicos que permitan realizar la maniobra ganadora. Lo primero es la posición del monarca negro, que se encuentra en una posición no muy segura para él, y también que si mediante un jaque se pudiera enviar al rey negro a la casilla h8, la maniobra Tf8+tendría gran fuerza, pero en cambio Tf8+, directamente, fracasa en apariencia, porque el rey domina el escaque f8.

Pero, qué pasaría si jugamos la torre a f8 y luego entregamos la dama para llevar al monarca negro a h8, llegando así a una red de mate, ¿se podría realizar?

La partida transcurrió así:

1. Tf8+ Txf8 2. Dh8+! Rxh8

Si el negro trata de huir con 2…Rf7; 3.exf=D+ y las blancas dan mate en pocas jugadas.

3. exf8=Q++ mate (1-0) (Ver diagrama 67 a)

estrategia-ajedrez

Roberto Grau realiza el siguiente comentario a partir de la posición del diagrama 67 aEl sistema ha sido sencillo, ya que se ha ganado en sólo tres jugadas y de categórica manera. Pero los jugadores bisoños se habrían visto en dificultad para valorizar el peón en séptima por la falta de familiaridad con este tipo de posiciones.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame