Atacando al rey con enroques opuestos: ataque con peones

El ataque de peones con enroques contrarios es, quizás, un tipo de ataque típico en estas posiciones donde las blancas intentan desarticular la defensa del rey contrario y sacrifican uno o dos peones para lograr la iniciativa y atacar fuertemente. A este tipo de acciones se le conoce comúnmente como “Ataque a la Bayoneta”, e implica (en el caso de las blancas) lanzar los peones f2-g2-h2 contra el rey rival; y para las negras implica avanzar los peones a2-b2-c2 contra el enroque contrario. Veamos a continuación dos ejemplos típicos del tema tratado.

 

Magnus Carlsen (2814) - Hikaru Nakamura (2751)

Tata Steel Wijk aan Zee NED (8), 23.01.2011

B92: Defensa Siciliana (variante Najdorf con 6.Ae2)

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 Previene el salto o el avance a b5 6.Ae2 e5 7.Cb3 Ae7 8.Ae3 0–0 9.g4 Ae6 Las negras comienzan a tener una posición muy restringida en el tablero. 10.g5!? Parece que Carlsen ya tiene previsto su plan de ataque con los peones. 10...Cfd7 11.h4!? Cb6 12.Dd2 C8d7 13.f4!? Y ahora se observa gráficamente lo que comentábamos en el párrafo anterior (ver Diagrama 32).

Diagrama 32

¡¡Qué posición!! Con solo observar el tablero asusta la avalancha de peones blancos en el flanco de rey. Los peones se enfilan contra el enroque del rey negro, además la pareja de alfiles se encuentra en la “zona de impacto” a partir de las diagonales c1-h6 y d1-h5, la torre de h1 apoya el avance de los peones, la dama en d2 refuerza la posición del alfil de e3 y se dispone de las casillas f1-g1 para ubicar la torre de a1 una vez juegue enroque largo… ¿lo permitirán las negras? Veamos…

La partida prosigue con 13…exf4 14.Axf4 Ce5 15.0–0–0 Tc8 16.Rb1 Dc7 17.h5 Tfe8 18.Ra1 Y la posición blanca se activa aún más. 18...Af8 19.Cd4 Dc5 (era de considerar 19...Cec4!? 20.Cxe6 fxe6 21.Axc4 Cxc4 con posición incisiva) 20.g6! ¡Tocando tierra! 20...Cec4 (ante 20...fxg6 se proseguía con 21.hxg6 Cxg6 (si 21...hxg6 entonces 22.Cxe6 Txe6 23.Axe5 ganando las blancas) 22.Cxe6 Txe6 23.Ae3 y el blanco tiene ventaja). 21.Axc4 (Las oportunidades no deben desaprovecharse, y si ahora las blancas juegan de manera displicente con 21.Cxe6?!, entonces las negras “vuelven al ruedo” igualando la partida con 21…fxe6 22.gxh7+ Rh8=) 21...Cxc4 22.Dd3 fxg6 23.hxg6 h6 24.Dg3 Db6 25.Ac1 Da5 (si las negras intentan liberarse con 25...Ce5, el blanco respondería 26.Cd5 Axd5 27.exd5+-) 26.Tdf1 (también se podía continuar 26.Cxe6 Txe6 27.Cd5 Tce8+-) 26...Ce5 27.Cd5 Axd5 28.exd5 Dxd5?? un error en una mala posición (se podía considerar 28...Tc4 29.Ce6 Tg4 aunque las blancas mantienen la ventaja) 29.Axh6 gxh6? (ver Diagrama 33).

Diagrama 33

Jugar 29...Dxh1 tampoco conseguía nada para el negro, porque sigue 30.Db3+ d5 31.Txh1 gxh6 32.Dxb7 Cxg6 33.Tg1 y el blanco sigue dominando la posición. Las blancas juegan 30.g7! ¡Es la estocada final! 30...Ae7 (no es posible 30...Axg7 a causa de 31.Cf5 y las blancas ganan) 31.Txh6 Cf7 32.Dg6 Cxh6 33.Dxh6 Af6 34.Dh8+ Rf7 35.g8D+! ¡Coronación… coronación! 35...Txg8 36.Dxf6+ Re8 37.Te1+ (y acá Nakamura optó por rendirse, ya que se le venía la noche con 37.Te1+ De5 38.Txe5+ dxe5 39.De6+ Rd8 40.Dxg8+ Rc7 41.Dg7+ Rb6 42.Dxe5+-) (1–0).

Y ahora analizaremos una partida ¡de la escuela clásica!...

 

Akiba Rubinstein - Richard Teichmann

Mch Mch (4), 07.05.1908

D55: Gambito de dama rehusado

1.d4 d5 2.c4 e6 3.Cc3 Cf6 4.Ag5 Cbd7 5.e3 Ae7 6.Cf3 0–0 7.Dc2 b6 8.cxd5 exd5 9.Ad3 Ab7 10.0–0–0 c5 11.h4!? c4 (si 11...g6 entonces se podía replicar con 12.h5 Cxh5 13.Txh5 gxh5 14.Axh7+ Rg7 15.Af4 y la posición tiende a la igualdad) 12.Af5 Te8 13.Axf6 Cxf6. Débil era jugar acá 13...Axf6?! porque el blanco respondía 14.Axh7+ Rh8 15.g4 y las blancas mantienen la ventaja. 14.g4!? Ad6.Si 14...g6 se podía responder 15.g5 Ch5 (pero no 15...gxf5? por la respuesta 16.gxf6 Axf6 17.Dxf5 con ventaja blanca). 15.g5!? Ce4 16.h5!? De7 (¿no funciona acá 16...Cxg5? por la continuación 17.Cxg5 Dxg5 18.Axh7+ Rh8 19.h6 gxh6 20.Tdg1 y el blanco domina) 17.Tdg1! (ver Diagrama 34).


Diagrama 34

Analicemos ahora la posición del Diagrama 34. Las blancas acaban de mover su torre de d1 hacia g1, incrementando entonces la presión sobre el enroque corto de las negras y unido a la acción de la otra torre en h1. Además, los peones de g5-h5 están prestos para “tocar tierra” y el alfil de f5 y el caballo de f3 también se encuentran a la orden para apoyar la ofensiva. Los acontecimientos se continúan desarrollando así: 17…a6?? (Parece mejor 17...g6 que se puede responder con 18.Axe4 dxe4 y las blancas mantienen la ventaja, pero las negras todavía podían luchar por algo más…) 18.Axh7+ ¡Arranca la ofensiva final! Rxh7 19.g6+ Rg8 20.Cxe4 dxe4 21.h6 f6? (y las negras vuelven a equivocarse, se recomendaba en esta posición la continuación con 21...fxg6 22.h7+ Rf7 con ventaja blanca) 22.hxg7 exf3 (si el negro intenta 22...De6 las blancas continuarían 23.Th8+ Rxg7 24.Th7+ Rf8 25.Txb7 Rg8 consolidando la ventaja blanca) 23.Th8+ Rxg7 24.Th7+ Rg8 25.Df5 c3 26.Txe7,y las negras abandonan, ya que ante 26.Txe7, se proseguiría 26…Txe7 27.Dxf6+- y el blanco gana (1–0).

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Guillermo Antonio Gutierrez Montoya

Candidato a Maestro, Entrenador Universitario de Ajedrez, Sub-Campeón Nacional de Ajedrez, Experto en Ajedrez Rápido

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame