Algunos consejos prácticos relativos a la defensa en el ajedrez


Consejos_defensa

Ahora, quiero compartir algunos consejos relativos a la defensa ajedrecística, y que siempre es importante tener presente al momento de afrontar una partida magistral. Ahora bien, bajo la perspectiva de lograr una defensa efectiva en el ajedrez, el autor H. Müller propone como ideas básicas las siguientes:

(1) Tu amenaza es inofensiva; no la tendré en cuenta. Esta es una manera de afirmar que a cualquier acción del rival, se tendrá una reacción en una zona distinta del tablero, porque el resultado de la evaluación de la posición implica que el “ataque” rival no merece ninguna acción defensiva, en consecuencia, me hago el desentendido y comienzo mis propias operaciones ofensivas.

(2) Esquivo tu peligrosa amenaza mediante la fuga. Haciendo referencia al viejo y conocido adagio de “mejor decir aquí corrió que aquí murió”. Si la evaluación que el bando defensor realiza, implica que el ataque es muy fuerte y que la mejor alternativa es la huida.

(3) Me opongo a tu amenaza y reforzaré mi posición. Si la evaluación de la posición resulta que es una amenaza fuerte, pero que la defensa es sostenible, ya sea reforzando la posición, trayendo más efectivos a la defensa del monarca, etc.

(4) Me defiendo con una contra-amenaza. Si fuere posible, el bando atacado no piensa en defenderse, sino en contragolpear al rival, entrando en una lucha cuerpo a cuerpo, y buscando ser el primero en derribar al monarca rival.

(5) Me lo juego todo a una carta. La idea es que me he dado cuenta que a pesar del fuerte ataque que puedo recibir, mi evaluación implica que puedo defenderme, “capear el temporal” y luego, aprovecharme de la desorganización de las piezas rivales. O al contrario, analizo que estoy siendo atacado, pero por mi parte puedo emprender acciones ofensivas, y lograr llegar antes al monarca enemigo para ejecutarlo. Pero ojo, si decido defenderme, y mi rival juega muy bien agresivamente, o decido atacar, pero mi ataque no es lo suficientemente bueno, entonces corro el riesgo de perder en ambos casos, por eso me lo estoy jugando todo a una carta.

 

Al respecto, el Maestro Moltke comenta lo siguiente:

"Es un error creer que un plan de campaña puede decidirse con mucha anterioridad y llevarse a cabo hasta el fin. El primer choque con la principal fuerza enemiga crea, según el resultado, una nueva situación objetiva… resulta que se hace impracticable mucho de lo que antes se habría podido pensar; en cambio resulta posible lo que antes no se podía esperar. Apreciar correctamente el cambio de la situación, ordenar lo conveniente para que se cumpla la misión dentro de un plazo previsible y decidir adecuadamente lo que debe llevarse acabo, es todo lo que necesita hacer el mando de un ejército”.

 

El GM Y. V. Damski afirma quela mejor defensa es un buen ataque”, y efectivamente tiene razón, haciendo notar lo siguiente: “…cuando se puede elegir entre jugar para nivelar la partida y jugar con vistas a un contraataque, esta segunda opción es la que reporta mayores dividendos. Con tal, claro está, que el bando que pasa al contraataque no tenga miedo de meterse en complicaciones de doble filo ni de luchar, como sucede a menudo en estos casos, al borde del abismo. Es imposible hacer el recuento de los temas que pueden motivar tal decisión. A veces el contraataque apuntará directamente al rey enemigo; otras tendrá por objeto impedir la coordinación de las piezas contrarias que se disponen atacar; o bien sólo aspirará a llevar al adversario por distintos caminos, inesperados o incómodos para él, obligándole a aceptar un juego agudo de posibilidades mutuas”.

 

Finalmente, el Maestro Hans Müller brinda algunos consejos prácticos para todo el bando que se encuentra a la defensiva:

  • ¡Evita debilitar tu posición!
  • ¡Defiende los puntos en peligro oportuna y económicamente!
  • ¡Cede únicamente a la fuerza!
  • ¡Examina siempre la posibilidad objetivamente y con sangre fría, de lo contrario las amenazas del atacante rebajarán tu capacidad de juicio!
  • ¡No depongas nunca las armas prematuramente, porque con el abandono todavía ningún jugador de ajedrez ha ganado nunca una partida!

Y también recuerda que en posiciones difíciles, la “simplificación” puede ayudarte a mejorar tu defensa, ya que al “intercambiar” elementos ofensivos por defensivos, el ataque pierde potencia y puedes concentrarte, entonces, en realizar una mejor defensa.

Las palabras dichas por el Maestro Müller deben tener mucho eco en cualquier ajedrecista que considere elevar su nivel de juego, desde un juego de club hasta un nivel de maestría. Además, existe infinidad de partidas reales en las cuáles el último consejo se aplica perfectamente, el del abandono antes de tiempo, porque resulta que en la práctica muchos ajedrecistas se “abaten”cuando tienen una posición desesperada, y se rinden, pero sucede que buscando minuciosamente en la posición, existen jugadas salvadoras y hasta “ganadoras”de la partida, que con un estudio minucioso son detectadas y se logra salvar una partida que a primera vista parecía “perdida”.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Guillermo Antonio Gutierrez Montoya

Candidato a Maestro, Entrenador Universitario de Ajedrez, Sub-Campeón Nacional de Ajedrez, Experto en Ajedrez Rápido

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame