Defensa Siciliana. La defensa Paulsen-Kann

Defensa Siciliana (B42)

Defensa Paulsen-Kann, Cádiz, España, 2010.

(Guillermo Gutiérrez)

En la variante analizada anteriormente, las negras tienen un juego sumamente pasivo. El principal fundamento se encuentra en que el alfil de rey de antemano es artificioso para el desarrollo poco activo por la vía e7, y también la formación de peones con e6 y d6 brinda a las blancas una superioridad de espacio en el centro del tablero.  1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 a6 5.Ad3 (ver Diagrama 43)

 

paulsen Kann

 

(Con las jugadas  5.Cc3 Dc7 se arriba a la perfecta defensa Paulsen, que en los últimos años ha sido objeto de múltiples análisis y también en la práctica más frecuentemente que otros sistemas derivados de la defensa siciliana.  6.Ae2 Es la continuación clásica.

Las blancas toman un rumbo parecido a la defensa Scheveningen y deja al negro con la posibilidad de desarrollar su alfil por b4. 6...Cc6 7.0–0 (la variante  7.Ae3 conduce a una variante similar a la anterior luego de  7...Cf6 8.0–0 Ab4 9.Ca4 Ae7 10.Cxc6 bxc6 con lo que se llega a la posición ya comentadaOtra jugada interesante es 7.f4 con la que se puede seguir 7...b5 8.Cxc6 Dxc6 9.Af3 Ab7 10.Ae3 con juego igualado7...Cf6 8.Ae3 Ab4 9.Ca4 Ae7 10.Cxc6 bxc6 11.Cb6 Tb8 12.Cxc8 Dxc8 13.Ad4 0–0 y el juego se iguala) 5...Ac5 (si sucede que  5...Dc7 6.Cc3 Aquí el alfil se manifiesta más activo que en e2, y la desventaja consiste en una inevitable debilidad en la casilla d4.

La jugada 5...Cf6 otorga cierta ventaja al blanco luego de  6.0–0 d6 7.c4 Ae7 8.Cc3 0–0 9.Ae3 Cbd7 10.f4 Cc5 11.Ac2 e5 12.Cf5 Axf5 13.exf5 Db6 14.Tb1 Dc6 15.De2 Tac8 con ligera ventaja de las blancas) 6.Cb3 Ae7 (ver Diagrama 44)

 

Paulsen Kann

 

(Ante la continuación 6...Aa7 se puede responder con  7.De2 Cc6 8.Ae3 Axe3 9.Dxe3 Cf6 y la posición permanece igualada) 7.Dg4 g6 8.De2 (También se ha ensayado con la jugada  8.0–0 d6 9.De2 Cd7 10.Cc3 Dc7 11.Ad2 b6 12.Tae1 Ab7 13.Rh1 Af6 14.f4 Ce7 15.f5 y la posición es compleja para ambos jugadores. ) 

8...d6 9.0–0 Cd7 (la opción de jugar  9...Cc6 brinda cierta ventaja a las blancas luego de  10.c4 Cf6 11.Ah6 Af8 12.Axf8 Rxf8 13.Cc3 Rg7 14.De3 Cg4 15.Dd2 Dc7 16.Ae2 con ligera ventaja blanca) 10.Cc3 Dc7 11.Ad2 (Es interesante que el libro de aperturas del Fritz11.ctg no considere la jugada  11.h3 y que podría desarrollarse así: 11...Tb8 para irradiar energía al peón de "b" e impulsarlo al ataque en el flanco de dama 12.a4 pretendiendo detener la avalancha negra 12...Af6 13.Ae3 Ce7 14.Tad1 0–0 15.Dd2 Cc6 16.Ae2 con esta jugada se despeja la columna "d" y de ataca directamente al peón de d6. 16...Ae7 17.a5 con ventaja de las blancas) 11...b6 12.Tae1 (ver Diagrama 45)

 

Paulsen Kann

 

(Una variante que me llama la atención en esta posición surge con la jugada 12.f4 al final se llega a tablas siguiendo la partida así: 12...Cgf6 13.Tae1 Ab7 14.e5 Cd5 15.Cxd5 Axd5 16.Ac3 dxe5 17.Axa6 0–0 18.fxe5 Cc5 19.Cxc5 Axc5+ 20.Rh1 Dc6 21.Ac4 Axc4 22.Dxc4 b5 23.Db3 Ta4 24.a3 Td8 25.h3 Tc4 26.Aa5 Tdd4 27.Rh2 Ta4 28.Ac3 Tf4 29.Ad2 Txf1 30.Txf1 Ad4 31.Te1 Tc4 32.c3 Axe5+ 33.Txe5 Dd6 34.Dxb5 Te4 35.Af4 Txf4 36.Dc5 Db8 37.Db5 Dd6 38.Dc5 Db8 39.Db5 Dd6 y tablas!)1

2...Ab7 13.Rh1 h5 14.Cd4 Cgf6 15.Ag5 0–0 (a interesante juego lleva la jugada  15...b5 16.Dd2 0–0 17.f3 Tac8 18.a4 b4 19.Ca2 a5 20.c3 d5 con juego equilibrado) 16.f3 b5 17.Dd2 Ce5 y la posición se encuentra equilibrada.

Defensa Siciliana. La defensa Paulsen-Kann
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame