Carlos III emite una Real Cédula declarando "honestos" ciertos oficios artesanos

El 18 de marzo de 1783 Carlos III aprueba una Real Cédula por la que declara que los curtidores, zapateros, sastres, herreros y otros oficios similares son “honestos” y “honrados”, por lo que automáticamente, aquella persona que los desempeña puede ejercer empleos municipales.

Aquí puedes ver el texto íntegro

 

h

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame