¿Cómo mantener una piel perfecta?

 

Continuamente recibimos información sobre cómo mantenernos jóvenes e hidratados.

Mantener la piel hidratada y tersa se ha convertido en una de las obsesiones de la población mundial y muchas empresas han encontrado uno de los mayores negocios que mueven millones de dólares, para ofrecernos los mejores productos según cada empresa.

Pero la verdad es que la respuesta es mucho más sencilla y barata de que lo nosotros creemos.

Hay muchas condiciones que afectan directamente a la piel, no en vano la piel es el órgano más grande que tenemos y que está expuesto a todos los riesgos medioambientales.

Tener la piel saludable, no sólo es cuestión de usar cremas carísimas, sino que hay más factores que influyen directamente en la salud de nuestra piel.

Nuestro médico nos explica que hay factores que podemos controlar nosotros/as y otros factores patológicos que deben ser tratados por los médicos/as dermatólogos y especialista. Nos recomienda, vigilar nuestra piel regularmente para detectar cambios, nuevos lunares, manchas. Debemos tener cuidado también en la piel que rodea los testículos, pechos, y sobre todo por la posible aparición de bultos, hoyuelos, arrugas o cambios de textura, y si eso ocurre debemos visitar a nuestro dermatólogo.

Las acciones que podemos hacer nosotros/as para mantener nuestra piel sana son los siguientes:

 

1- Hidratar la piel bebiendo agua.

Nuestro cuerpo necesita reponer el agua que perdemos diariamente, por esta razón se aconseja beber entre dos litros agua al día, sola, con infusiones o zumos. Dos tercios de nuestro organismo es agua. Nuestro cuerpo lo necesita y la piel lo agradecerá.

 

2- La dieta.

Se debe consumir mucha fruta fresca y vegetales, preferiblemente orgánicos. Todos los nutrientes que nos aportan los alimentos, nos beneficiaran en la recuperación de las células y refuerza las defensas contra las agresiones medioambientales.

Con la ingesta de vitaminas a través de los alimentos,  aseguraremos  la dosis de vitaminas necesarias para nuestro organismo, las vitaminas C, E y A, B, nos aportaran  antioxidantes y ayudan a bloquear la acción de los radicales libres e intervienen en la síntesis de colágeno, elasticidad de la piel y estimula el sistema inmune entre otros.

Es recomendable consumir algunas semillas, frutos secos y sus aceites prensados en frío. Tome una cucharada colmada de semillas molidas o una cucharada de aceites de semilla mezclados que contengan lino prensado en frio, calabaza, sésamo y girasol.

Es importante limitar el alcohol, la cafeína, los aditivos químicos, la sal, la grasa saturada, el azúcar y el tabaco. Que no ayudan a mantener la piel saludable. Cuando se ingieren en gran cantidad, la recuperación de la piel será más lenta.

Si el médico/a dermatólogo sugiere complementos vitamínicos, hay que incorporarlos.

 

3- Hidratar la piel.

La recomendación es hidratar diariamente la piel con una buena crema humectante, dependerá de cada piel, el tipo de humectación requerida.

En caso de tener una piel muy reseca o con dermatitis, consultar siempre al dermatólogo. Se recomiendan cremas de extractos de plantas, aloe vera, germen de trigo, rosa mosqueta y otros.

Se aconseja no usar cremas, desodorantes o cosméticos, con parabenes porque son cancerígenos[1].

Usar cremas con protección solar mayores de 15 SFP. El cáncer de piel es uno de los mayores riesgos de la exposición prolongada a la luz solar, los rayos ultravioleta son una de las principales radiaciones identificadas como cancerígenas[2].

La mejor forma de prevenir es tomar el sol con moderación y usar protección solar con un factor mayor de 15.

Un exceso en la exposición al sol puede empeorar o acentuar también  los problemas de piel como el eczema o la rosácea, afección que se caracteriza por la aparición intermitente de enrojecimiento o inflamación de la piel.

 

Lave su piel con limpiador suave. Y cada cierto tiempo es bueno utilizar un exfoliante natural, para que nos ayuden en el proceso de renovación celular, sin agredir la epidermis. Recomendamos mascarillas caceras con productos naturales.

 

 

4- Ejercicio y control del estrés.

Hacer ejercicio es importante para la tonificación de la piel. Hacer yoga, pilates, nadar y otros ejercicios  mejorarán el flujo sanguíneo y el aspecto de nuestra piel.

El ejercicio nos hace liberar endorfinas, nos produce felicidad y por lo tanto contribuyen a quitar el estrés. Eliminar el estrés mejora la salud y nuestra piel.

Tomar un sauna ayuda a expulsar impurezas de la piel y mejora la circulación. Salvo en casos que esté contraindicado por el médico.

 

 

5- Dejar de fumar.

Finalmente, si eres fumador lamentamos informarte que tu piel, estará más expuesta a enfermarse, porque no podrá obtener todos los nutrientes de los alimentos y el humo del tabaco secará tu piel, a la vez que constriñe los vasos sanguíneos y, por lo tanto, la cantidad de sangre que llega a la piel, la privará de nutrientes esenciales.

Por otro lado, los/as fumadores tienen entre dos y tres veces más posibilidades de desarrollar psoriasis, cáncer y otras enfermedades.

 

 

 

Cómo mantener una piel saludable. Salud  Aulafacil.com

 

 


[1] Barr L, Metaxas G, Harbach CA, Savoy LA, Darbre PD Measurement of paraben concentrations in human breast tissue at serial locations across the breast from axilla to sternum.J Appl Toxicol. 2012 Mar;32(3):219-32

[2] National Research Council, Committee to Assess Health Risks from Exposure to Low Levels of Ionizing Radiation, Board on Radiation Effects, and Research Division on Earth and Life Studies. Health risks from exposure to low levels of ionizing radiation: BEIR VII, Phase 2. Washington: National Academies Press, 2006.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame